Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fiesta con sabor a despedida

El Regal Barcelona, que renovará su plantilla a pesar de su espléndida temporada, celebra en un Palau desangelado el triplete

Ganar títulos no garantiza la continuidad. Menos aún cuando la ACB está pendiente todavía del nuevo marco de contratación de jugadores, cuando la NBA no sabe todavía si habrá cierre patronal, y cuando el Barcelona ha decidido iniciar un recorte de los presupuestos de sus secciones y determinados jugadores poseen cláusulas por las que ellos mismos pueden poner fin a su relación contractual.

El Regal Barcelona celebró en el Palau Blaugrana el título de la Liga ACB con la que consumó un triplete, junto a la Supercopa y la Copa del Rey, ante unos 2.000 aficionados. Víctor Sada, en su alocución ante ellos, hizo un guiño a los cambios que se presagian: "Recordad los nombres de estos jugadores porque habrá algunos que el año que viene no estarán".

No es ningún secreto. Ricky Rubio ultima los detalles para marcharse la próxima temporada a la NBA, con los Timberwolves de Minnesota. Se resiste a hacerlo oficial. "No quiero pensar mucho en ello. Cuando nos pongamos de acuerdo yo, el club y mi familia, haremos una rueda de prensa", convino. Pero Ricky lo tiene todo preparado. Su contrato con el Barcelona se romperá una vez que abone el millón de euros necesarios para desligarse de su contrato.

Seis jugadores concluyen su contrato con el Barcelona: Lakovic, Grimau, Basile, Anderson, Mickeal y Vázquez. El club tiene una opción para renovar a dos jugadores: Ndong y Morris. El caso de Lorbek es similar al de Ricky. Es el jugador esloveno quien tiene la posibilidad de desligarse de su contrato. Solo cuatro jugadores de la plantilla azulgrana tienen contrato en vigor: Navarro, Sada, Ingles y Perovic.

Xavi Pascual, el entrenador del equipo azulgrana, puso de relieve su ambición después de dos temporadas y media en las que ha conseguido casi todos los títulos posibles: una Euroliga, dos Ligas, dos Copas y dos Supercopas. "Habeis hecho un año increíble", les reconoció a sus jugadores. "Hemos completado una temporada fantástica. Pero Queremos la temporada perfecta. Se nos ha escapado algún título y mantenemos la ambición de lograr el pleno". La plantilla azulgrana quedó un tanto decepcionada por la escasa afluencia de público en la celebración del Palau. "Mi primer propósito, desde la vertiente técnica, es que el Palau se llene", aseguró Pascual. Una fiesta desangelada y poco concurrida ante la excelente temporada azulgrana.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.