'Expulsados' del ascenso

En el Girona descartan alcanzar los puestos de play-off tras perder contra el Cartagena en un partido en el que acabaron con siete futbolistas

El delantero del Girona Ranko Despotovic (Loznica, Serbia; 1983) está haciendo su mejor temporada desde que en 2008 llegó a España. Y con diferencia. Lleva 18 goles, cinco de ellos en los últimos tres partidos. Forma, junto a Peragón y a Jandro, un tridente formidable: entre los tres han marcado 40 de los 56 tantos que lleva el equipo en la Liga. Sin embargo, el domingo, frente al Cartagena, su buena racha se cortó de forma abrupta y su equipo ha dicho prácticamente adiós a sus posibilidades de meterse en los playoffs de ascenso: están a seis puntos quedando nueve en juego. El Girona perdió 1-0 y terminó con cuatro jugadores expulsados, entre ellos Peragón y el propio Despotovic, que ha sido sancionado con dos partidos. El equipo de Raúl Agné debe ahora apurar sus opciones de alcanzar la promoción sin dos de sus piezas claves. En el club todo el mundo ha dejado de creer en el milagro.

Más información
Tarjetas para todos

"Contra el Cartagena fue un partido raro. Solo faltó que expulsaran a alguien del público", dice bromeando Despotovic. Según el acta arbitral, el ariete serbio le reclamó una falta en términos despectivos, por lo que le expulsó en el minuto 86. El documento recoge un perfecto dominio de los tacos castellanos. "Parece que el árbitro [Hernández Hernández] sabe serbio, porque yo le hablé en mi idioma. Además, no dije nada en su contra. Él hace su trabajo y yo el mío; estaba enfadado conmigo mismo", explica. En el Girona confían en que la ausencia de Despotovic no se note mucho frente al Barcelona B la próxima jornada. "Las bajas de Ranko y de Peragón son importantes, pero también tenemos a Kiko Ratón, que aportará su fútbol en estos partidos que nos quedan para completar una temporada muy buena", explica Xavi Juliá, director deportivo del Girona. Ratón logró 10 goles la temporada pasada y lleva cuatro en esta. Juliá no encuentra una explicación a las cuatro expulsiones de su equipo: "Son circunstancias del juego y es una pena, porque con la derrota frente al Cartagena se han reducido muchísimo las posibilidades de entrar en los play-offs". En la misma línea se expresa Despotovic: "Si quedan esperanzas son mínimas porque nos faltan partidos complicados".

Los problemas del Girona aumentan porque tampoco el otro delantero habitual, Peragón, jugará la próxima jornada. Fue expulsado en el minuto 61 por doble amarilla. "No somos un equipo agresivo, ni mucho menos. Entonces, ¿cómo podemos pensar que en Cartagena sí lo fuimos? No hubo ni una sola patada fuera de lugar", se lamentaba el ariete madrileño. También Migue abandonó el césped tras ver la segunda amarilla. "Estamos muy quemados porque todo el que vio el partido sabe que el arbitraje no fue justo", afirma.

También Serras fue expulsado, en este caso con roja directa por "golpear con el brazo en la cara a un adversario con el uso de una fuerza excesiva en la disputa del balón", según recoge el acta arbitral. Del festival de tarjetas no se libró ni el entrenador del Girona, Raúl Agné, que, según el acta, entró en el campo para increpar a un jugador del Cartagena. "No se entiende. Fue un partido limpio, pero el árbitro se lo cargó. No es normal que acabásemos con cuatro menos si tuvimos el balón todo el rato. Hasta la gente del Cartagena acabó apoyándonos", recuerda el técnico.

Agné también cree que llegar a puestos de play-off es imposible: "Nos quedaba una pequeña esperanza, pero pasaba por ganar al Cartagena. Ahora, intentaremos seguir como toda la temporada. Somos un grupo pequeño que ha luchado hasta el final con los grandes. Por fin hemos dejado de sufrir."

Despotovic celebra uno de sus goles
Despotovic celebra uno de sus golesDIARIO AS
<strong><a href="http://www.elpais.com/buscar/liga-adelante/videos">Vídeos de la Liga Adelante</a></strong>
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS