"No sé ni a qué apelamos"

Rafael Nadal confiesa, tras ganar a Giraldo en Barcelona, que hay que ver la pista que EEUU quiere para la Copa Davis antes de recurrirla

Rafael Nadal ganó su segundo partido del Open Banc Sabadell-Trofeo Godó de Barcelona y confesó después que no acaba de comprender la apelación de la Federación Española de Tenis contra la pista que ha planteado la Federación de EEUU para la eliminatoria que enfrentará a ambos equipos en los cuartos de final, entre el 8 y el 10 de julio. "No sé ni a qué apelamos", comentó Nadal. Ayer se supo que la Federación Internacional de Tennis (ITF) había desestimado el recurso de la RFET.

Nadal se mostró bastante escéptico sobre el asunto de la Copa Davis. "Lo más importante y lo principal es ver la pista y comprobar cómo es", insistió. "Las más rápidas en las que he jugado son las de Tokio y Montreal. Si la pista de Austin es más rápida que ésas, entonces habrá motivos de queja porque será ilegal. Pero me consta que la ITF tiene aparatos para poder medir la velocidad de la bola y que no permitirá que se transgredan los límites. Sin embargo, todos sabemos que cuando vamos a jugar fuera, siempre nos ponen en las pistas más rápidas que pueden".

Más información

Albert Costa, director del Open Banc Sabadell y capitán del equipo español de Copa Davis, comentó ayer que estaba pendiente de una reunión con el presidente de la RFET, José Luis Escañuela, y su junta directiva para establecer si apelaban la decisión de la ITF. "Veremos qué hacemos. Lo que más me preocupa es no saber exactamente qué tipo de pista proponen", señaló Costa. "Que nos digan exactamente si tendremos, cemento, moqueta, si habrá madera debajo la moqueta, y si la pista está homologada o no. Debemos saber a qué atenernos. Sin embargo, lo fundamental que queremos conseguir es que la Federación Internacional se lo tome en serio y no permita irregularidades". El objetivo parece logrado, porque Joan Margets, vicepresidente ejecutivo de la ITF, comentó personalmente a Nadal la intención del comité de Copa Davis de velar por estos temas.

El español, sin embargo, está ahora mismo mucho más preocupado por su marcha en el torneo de Barcelona que por lo que pueda ocurrir con la Copa Davis después de Wimbledon. "Al final, harán lo que quieran", concluyó el manacorí. En la pista, Nadal sigue mostrándose tan intratable como siempre. En los octavos de final se deshizo de un rival complicado, el colombiano Santiago Giraldo, con una claridad meridiana por 6-3, 6-1. "Su drive plano es muy bueno y lo controla más de lo que parece", comentó. "Sin embargo, para estar arriba debe mejorar todavía algunas cosas de su juego". El próximo rival del número uno será el francés Gaël Monfils, que ayer derrotó a su compatriota Richard Gasquet. "Un partido más difícil, porque me enfrento a un semifinalista de Roland Garros y un hombre que ataca y defiende bien y que juega de forma bastante imprevisible".

Por la otra parte del cuadro, David Ferrer se aseguró también su pase a los cuartos de final, donde se enfrentará al austríaco Jurgen Melzer, uno de los tenistas más en forma de esta temporada y sexto cabeza de serie en Barcelona. También se clasificó Nicolás Almagro, que con su victoria sobre Nikilay Davydenko entró en la lista de los 10 primeros del mundo.

Nadal, durante el partido ante Giraldo
Nadal, durante el partido ante GiraldoALEJANDRO GARCÍA (EFE)

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción