_
_
_
_

El mutismo de Mourinho

El técnico sale a la sala de prensa, informado del plante de los periodistas, pero solo habla Karanka

Por undécima vez en la temporada, José Mourinho decidió no hablar en la sala de prensa. Delegó sus funciones en Aitor Karanka, el segundo entrenador. Él fue quien se sentó delante de 48 cámaras. Había más de un centenar de periodistas por la tarde en Valdebebas viendo los primeros 15 minutos de entrenamiento del Madrid. Treinta de ellos (todos los medios españoles, excepto dos, y unos siete corresponsales extranjeros) decidieron marcharse ante la intención de Mourinho de no hablar. Avisaron a los responsables de comunicación del club de que no era una protesta contra Karanka, sino contra la ausencia del técnico portugués en la víspera de un partido tan importante como el clásico.

Más información
Messi mejora a Messi
Ansias por el remate
"Si no somos ambiciosos nos pasarán por encima"

Hora y media después de que acabara el entrenamiento, Karanka apareció en la sala de prensa acompañado, por sorpresa, por José Mourinho (el técnico había sido avisado del plante). Cuando el jefe de prensa advirtió de que el único que iba a contestar a las preguntas era el segundo entrenador, los medios españoles abandonaron la sala de prensa seguidos por los corresponsales de la 'Gazzetta dello Sport', del 'Giornale', un medio sueco, uno portugués y tres franceses.

Karanka ya había salido la semana pasada en la previa y tras el partido contra el Ahtletic. "Mourinho trabaja así. Me dijo que para el mensaje que había que transmitir podía transmitirlo yo perfectamente", explicó sin aclarar qué tipo de mensaje era. El portugués tampoco habló en la previa de Copa contra el Levante, en la eliminatoria copera contra el Sevilla, en la previa y tras el partido del Athletic en la ida y del Auxerre [estaba sancionado en ambos partidos], en la previa del Espanyol (se marchó a ver el partido del Olympique de Lyon, rival en octavos de 'Champions') y en octubre antes y después del partido contra el Sporting.

Cuando, a finales de enero, después de regresar de Sevilla le preguntaron al técnico portugués por qué no había comparecido dos días antes y ese día en concreto sí, contestó: "Yo salgo cuando quiero, no cuando queráis vosotros (los periodistas)". Y añadió: "Mis ayudantes no están para repartir petos, están para cosas grandes como salir a sala de prensa. Quería que Karanka probara eso, y un día de estos igual salen Silvino y Rui Faria". Ni el preparador físico ni el de porteros, sin embargo, han llegado a salir nunca.

El club justifica la decisión de Mourinho de comparecer y dejar de comparecer cuando más le apetezca porque "nadie le obliga" y porque "está en su derecho". Entiende que el Madrid cumple igualmente con los medios de comunicación al contar con la presencia de Karanka. "Es el Madrid como club el que sale ante los medios, no Mourinho", se defienden. Mou interviene en la política de comunicación del club: canceló las entrevistas que estaban pactadas con los medios para ayer y hoy; decide qué jugadores pueden dar entrevistas; y decide cuándo tienen que salir en sala de prensa. Y cada vez salen menos. En los meses de enero y febrero, por ejemplo, solo compareció Adebayor.

"Siempre que habla el mister se sobredimensiona todo. No somos nosotros los que últimamente nos hemos salido de tono. Como luego dicen que Mourinho calienta el partido, pues hoy ha preferido estar tranquilo para evitar malentendidos y no es la primera vez que hablo yo, es una forma de trabajar", dijo Karanka. Sí, sin embargo, es la primera vez que Mourinho -alertado del plante de la prensa- decide salir para acompañarle. Hasta le hizo de traductor ante los medios ingleses.

Karanka y Mourinho, en la rueda de prensa.
Karanka y Mourinho, en la rueda de prensa.EFE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_