Colsa desmantela al Espanyol

El Racing remonta un gol de penalti de Osvaldo

Muy aparente, al Espanyol últimamente le escarbas un poco y no queda nada. Tener mucho la pelota no es jugar bien y el Racing no la necesitó demasiado para remontarle el gol de Osvaldo: les sobró a los cántabros con dos saques de esquina, el oficio de Colsa, la brega de Lacen y un par de suecos, Rosenberg y Kennedy, a los que Marcelino dio entrada en el segundo tiempo para que se zamparan al equipo de Pochettino, descosido por la lesión de su capitán David García en el primer tiempo, la dimisión de Luis García y la bisoñez de medio equipo.

Al Espanyol el juego se le queda en una idea pero no va más allá. Quieren la pelota, pero no saben qué hacer con ella y convierten el control del juego en un tuya mía intrascendente porque no suele generar superioridad ni espacios para sorprender. La idea de irse a por el rival existe, pero no se sostiene. A poco que la soplas, el plan se cae, todo queda en nada, en pura fachada, simple apariencia...

ESPANYOL 1 - RACING 2

Espanyol: Kameni; Chica, Amat, Galán, David García (Duscher, min.33); Javi López, Javi Márquez; Luis García (Iván Alonso, min.78), Verdú (Alvaro, min.78), Callejón y Osvaldo.

Racing: Toño; Pinillos, Henrique, Torrejón, Cisma; Colsa, Lacen; Giovani (Diop, min.81), Munitis, Adrián (Kennedy, min.52) y Bolado (Rosenberg, min.69).

Goles: 1-0, min.36: Osvaldo. 1-1, min.50: Colsa. 1-2, min.75: Giovani.

Arbitro: Undiano Mallenco (comité navarro). Amonestó a Adrián (min.25), Cisma (min.36), Pinillos (min.38) y Duscher (min.83).

Incidencias: partido correspondiente de la trigésima jornada en Primera División, disputado en Cornellá-El Prat ante 24.427 espectadores.

Después de tener la pelota el 70% de los minutos, generó una sola ocasión de gol, clara, y fue por un penalti. Se antoja poco. Ni siquiera en la primera parte, tan elogiada por su entrenador, el Espanyol hizo pupa al Racing, defensivamente un equipo muy trabajado, encantado de cederle la iniciativa al rival. Toño, su portero, solo se sintió intimidado al final del primer tiempo, en el lanzamiento del penalti que generó Cisma por una estúpida mano. Osvaldo, un buen cañonero, no falló. Lleva ocho goles, que no son pocos, en 16 partidos, que no son muchos. Debía bastarle al Espanyol con adelantarse en el marcador para matar el partido en la segunda parte. Pero si chutó una vez en la primera, ni siquiera cuando Pochettino sacó la artillería ?Álvaro, Iván Alonso..? logró inquietar de veredad a Toño.

La imagen fue tan mala que la afición terminó pitando a los locales. La vida real es dura con los niños de Pochettino. Que le pregunten a Javi López, reconvertido en lateral derecho tras la lesión de David García. Barbilampiño, apunta maneras y tiene ganas: López se resbaló una vez y el Racing marcó su primer gol lo convirtió en gol. Un guiño.

Colsa no tiene un pelo de tonto, tiene callo en los tacos y todo el oficio que le falta a la mitad de los jugadores españolistas. Veterano, pasó por encima de Verdú, dio coberturas para tapar a Callejón, otra vez el mejor de los pericos, y con la ayuda de su pareja, Lacen, contagia al equipo. Además, marcó el primer gol. El segundo también llegó de un corner y lo firmó el mexicano Giovanni.

Colsa tocó lo justo, pero jugó de verdad. Colsa es futbolista que se sabe las razones, los porqués del juego. Y con eso, fue suficiente para desmontar al Espanyol de Pochetino.

Gonzalo Colsa celebra el gol del empate del Racing contra el Espanyol.
Gonzalo Colsa celebra el gol del empate del Racing contra el Espanyol.ALBERT GEA (Reuters)
El Racing remonta un gol de penalti de Osvaldo. Vídeos de la Liga BBVA

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50