Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Stuani acerca al Levante a la meta

El conjunto granota derrota al Málaga, demasiado generoso en defensa

Abrazado a su afición, el Levante, en un nuevo acto de fe y convicción, alcanzó una victoria que le deja a un paso de lograr su particular sueño y hazaña a costa de un Málaga con más apariencias que verdades. Si la unión hace la fuerza, el conjunto azulgrana es el máximo exponente del axioma que en el fútbol produce más rédito que la acumulación de individualidades al amparo del dinero. Al Málaga del invisible jeque Nasser al Thani, no le está sirviendo hasta el momento. El Levante, tiene la salvación en el bolsillo gracias a una segunda vuelta para enmarcar. Preciosa lección para el fútbol.

Todo se fraguó en los primeros minutos. Apenas habían pasado unos pocos de tanteo y el Levante, en la primera aproximación, se adelantaba en el marcador tras un buen pase filtrado de Rubén que atendió el desmarque de Stuani para que el delantero uruguayo definiera con tranquilidad y sutileza. La afición azulgrana tuvo que solapar la celebración ya que dos minutos después, un error entre Demichelis y Kris, unas madres, dejaba el esférico a los pies de Valdo cuyo centro desde el costado derecho remató en boca de gol Rubén. Dos aproximaciones, dos goles y el éxtasis en la fiel y apasionada afición del Levante que estalló de felicidad al final.

LEVANTE 3 - MÁLAGA 1

3 - Levante: Munúa, Javi Venta, Ballesteros, Nano, Juanfran (Del Horno, m.46), Pallardó, Iborra, Valdo, Rubén (Xisco Nadal, m.63), Juanlu y Stuani (Rafa Jordá, m.83).

1 - Málaga: Willy, Jesús Gámez, Demichelis, Kris, Eliseu, Portillo (Owusu, m.67), Apoño (Sandro Silva, m.75), Recio (Maresca, m.62), Duda, Rondón y Seba Fernández.

Goles: 1-0, m.6: Stuani. 2-0, m.8: Rubén. 2-1, m.60: Seba Fernández. 3-1, m.71: Stuani.

Árbitro: Iturralde González (comité vasco). Amonestó por el Levante a Juanfran, Pallardó, Ballesteros, Munua, Iborra y Del Horno, y por el Málaga a Eliseu, Apoño, Rondón y Seba Fernández.

Incidencias: partido disputado en el estadio Ciutat de València ante 11.000 espectadores. Terreno de juego en malas condiciones.

Intentó reponerse el Málaga a través del esférico, cosa que al Levante no le importa renunciar, concentrado en defensa, rápido el despliegue, solidario en el esfuerzo, comprometido con la causa. Tocaba sin chicha el equipo de Pellegrini y golpeaba el conjunto de Luis García, aprovechando la candidez de la zaga del equipo de la Costa del Sol, rémora que arrastra desde el inicio de Liga y que le está condenando al infierno.

Obligado a la épica, aumentó las revoluciones el Málaga que fue ganando el terreno cedido por el Levante confiado con lo que dictaba el marcador. Un halo de esperanza encontró el equipo de Pellegrini acortó distancias con un buen detalle de Seba Fernández con media hora de partido por delante. Pero lo ganado por delante lo perdió por atrás el Málaga, demasiado generoso en defensa que sumó errores a cada ataque levantino. En uno de ellos, Stuani volvió a poner tierra de por medio para dejar al Levante muy cerca de su meta.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.