Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cesc, baja para el partido de Copa ante el Manchester

Wenger confirma la lesión de Fábregas en el partido contra el Barcelona

Al concluir el partido de la Liga de Campeones ante el Barcelona, Cesc Fábregas reconoció haber sufrido una molestias musculares a partir del minuto 15 que condicionaron su rendimiento. Hoy, Arsène Wegner, entrenador del Arsenal, ha confirmado la lesión del capitán del equipo y su ausencia para el encuentro de Copa ante el Manchester United el próximo sábado. "Se ha resentido de su problema muscular y estará fuera para el próximo partido. Quizá para los dos próximos", ha asegurado en rueda de prensa.

Fábregas fue duda para el partido del Camp Nou hasta última hora, después de haber estado sin jugar trece días. Wenger ha defendido su decisión de hacerle participar en el encuentro, y ha afirmado que no se arrepiente de ello. El caso del guardameta Wojciech Szczesny, que se lesionó al detener un lanzamiento de falta de Dani Alves, parece más complicado. "Se ha dislocado un dedo y tienen un problema en un tendón. Estará fuera por un tiempo. No puedo decir cuanto".

El técnico francés ha encontrado un motivo para alegrarse, la definitiva recuperación del delantero holandés Robbie Van Persie, que no sufrió ninguna recaída pese a llegar muy apurado al partido ante el Barcelona.

Wenger: "La UEFA es una dictadura"

Arséne Wenger también ha tenido tiempo para criticar a la UEFA por su decisión de investigar a él y al centrocampista Nasri por "conducta impropia" dado su comportamiento al finalizar el partido ante el Barcelona, tras el que tuvieron una fuerte discusión con el colegiado, Máximo Busacca.

El técnico ha criticado al máximo organismo del fútbol europeo por comportarse con "arrogancia", como una "dictadura". La acusación de la UEFA se debe a las quejas del propio Busacca, que informó de lo sucedido quejándose del supuesto "lenguaje inapropiado" de Nasri y Wenger. Los gunners se quejan de la expulsión de Van Persia, que vio la segunda tarjeta amarilla perder tiempo, según consideró el árbitro.

"Un poco más de humildad le haría bien a la UEFA. Disculparse por lo sucedido sería mucho mejor que acusar a personas que no han hecho nada mal. La UEFA debería mantener un perfil bajo sobre lo sucedido. Eso sería mucho mejor, más sensible y más adecuado a la situación".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información