Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Los neumáticos son la gran incógnita"

Jaime Alguersuari dice en una entrevista digital en EL PAÍS que su reto es estar siempre en los puntos .-La FIA estudia modificar algunos circuitos para favorecer los adelantamientos

Justamente el día en que empezaron en el circuito de Montmeló los últimos entrenamientos previos al inicio del Campeonato del Mundo de fórmula 1, Jaime Alguersuari pasó por la redacción de EL PAÍS en Barcelona y afirmó que espera mucho este año de su nuevo Toro Rosso. "Mi objetivo es estar siempre en los puntos", comentó el barcelonés, que cumplirá 21 años el 23 de marzo, la semana del Gran Premio de Australia -con 19 años, cuatro meses y tres días fue el piloto más joven en debutar en la F-1-.

Alguersuari sumó sus cinco primeros puntos la pasada temporada y se mostró como un piloto seguro y sólido, capaz de sobreponerse a la presión de tener que superar a su compañero de equipo, el suizo Sebastian Buemi, algo que hizo en cuatro de las últimas cinco carreras de 2010. "Creo que este año las cosas irán mejor. Mis sensaciones con el nuevo Toro Rosso son muy buenas", agregó Alguersuari, que ejerce de disc-jockey en sus ratos libres. "No podemos aspirar a estar por delante de Red Bull, Ferrari y McLaren, pero sí a superar a los Force India y a los Sauber", continuó; "en realidad, si logramos estar entre el 12º y el 14º en la parrilla y acabamos el Mundial por delante de estos dos equipos, nos daríamos por satisfechos".

Una de las claves de la temporada será el comportamiento de los neumáticos Pirelli. "Creo que plantean la mayor incógnita del año", planteó Alguersuari al respecto, "y pienso que el equipo cada día interpreta mejor su comportamiento. Para mí, no son un problema porque me estoy adaptando muy bien. Pero no tengo claro lo que puede ocurrir en circuitos con mucho calor y unas dosis importantes de humedad. La única ventaja es que el problema será el mismo para todos".

Ayer, el Consejo Mundial de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), reunido en París, aprobó una resolución por la que se permitirá a los equipos probar nuevos prototipos de neumáticos Pirelli durante los viernes de algunas carreras. Es la única respuesta que el Consejo ha encontrado para que la marca italiana pueda seguir investigando, ante las quejas de muchos pilotos sobre el deterioro excesivo de las gomas a partir de la primera vuelta -la pérdida puede superar incluso un segundo por giro-. Pirelli ofrecerá dos juegos a cada piloto para las dos sesiones del viernes y los equipos deberán devolverlos antes del inicio de la tercera sesión de libres, la mañana del sábado.

En el mismo Consejo se acordó la creación de una comisión de expertos que estudie la posibilidad de modificar algunos circuitos con el objetivo de mejorar las posibilidades de adelantar. "Las chicanes destruyen cualquier opción de pasar", explicó Sam Michael, director técnico de Williams en Autosport; "todo el mundo sabe que no se puede adelantar en Mónaco y se acepta, pero lo que ya no se entiende es que tampoco se pueda avanzar en Barcelona, Abu Dabi o la mayoría de trazados. Deberían prohibir las chicanes".

De los 20 circuitos del Mundial, la mano del alemán Hermann Tikle puede identificarse en 13, que han sido diseñados o remodelados por él. Y en todos ellos adelantar es prácticamente imposible. "Los circuitos son demasiado iguales y penalizan muy poco los errores porque las escapatorias son excesivamente seguras. Adelantar es muy difícil", dice Jackie Stewart. Y Alguersuari remacha: "Sería bueno encontrar soluciones para este problema, pero creo que no solo depende del diseño de los circuitos, sino también de la aerodinámica".

La FIA anunció también nuevas normas que regularán el comportamiento de los monoplazas cuando el coche de seguridad entre en la pista y que se aplicarán ya en el GP de Australia, la primera carrera del Mundial. Los coches deberán reducir alrededor del 40% su velocidad durante dos vueltas, no solo una como hasta ahora, para alinearse detrás del coche de seguridad. A partir de entonces, se abrirá el pit-lane para que los coches puedan tener acceso a los talleres hasta que el coche de seguridad regrese al mismo, momento en que se cerrará la línea de talleres.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.