Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ciclista destapa una red de venta de dopantes a deportistas

Los Mossos d'Esquadra detienen a siete personas en Cataluña.- Cinco quedan en libertad con cargos y la detención de dos queda sin efectos

La denuncia de un ciclista profesional de Olot (Girona) ha permitido destapar una red dedicada a la venta de sustancias dopantes en Cataluña. Los Mossos d'Esquadra han detenido a siete personas como presuntos miembros de la organización, que suministraba nandrolona y EPO a deportistas federados y amateurs. Entre los consumidores de estas sustancias hay atletas (de media maratón, triatlón y otras pruebas) y también ciclistas, según fuentes de la investigación.

Cinco de los detenidos, que habían pasado esta mañana a disposición del juzgado de Olot, que ha dirigido la investigación, han quedado en libertad con cargos de asociación ilícita y tráfico de sustancias dopantes. La sin detención de las otras dos personas ha sido declarada sin efecto.

Entre los presuntos implicados está el ciclista Jordi Riera, de 32 años, que llegó a disputar el Giro de Italia en 2003 con el equipo Kelme. Riera, vecino de Prats de Lluçanes (Barcelona), está acusado de adquirir sustancias dopantes a otro de los integrantes de la red -el también ciclista federado Miguel Ángel G.B.-, que después suministraba a otros jóvenes deportistas.

La investigación se pudo inicar gracias a la denuncia de un ciclista de la localidad, que recibió un correo electrónico de un remitente desconocido en el que se le ofrecían esta clase de productos. El hombre decidió denunciar el caso y los Mossos d'Esquadra rastrearon hasta hallar el origen del correo. Durante la operación Cursa, los agentes registraron cinco domicilios en distintos puntos de Cataluña, aunque la mayoría de detenidos están en la provincia de Girona.

La nandrolona se encuentra en pequeñas cantidades en el cuerpo humano, pero su uso en el deporte es ilegal, porque estimula el crecimiento muscular y la producción de glóbulos rojos. La EPO también es una sustancia prohibida, puesto que aumenta de forma artificial la resistencia al esfuerzo físico.