_
_
_
_

Sexto clásico en una final de Copa

El Barça domina por 3-2 sus duelos ante el Madrid - La última vez, en 1990, ganaron los azulgrana con goles de Amor y Salinas

La Copa del Rey solo terminó en cinco ocasiones con el duelo entre Madrid y Barcelona, a pesar de que los dos equipos suman 42 triunfos en la competición (17 y 25 respectivamente). En el partido del 21 de abril, Messi, Cristiano, Iniesta y Casillas protagonizarán un enfrentamiento que vivieron futbolistas del calibre de Zamora, Santillana, Maradona y Laudrup, entre otros. Un encuentro que, a pesar de producirse tan pocas veces, ya regaló polémicas, desde la final de las botellas de 1968, pasando por los cortes de mangas de Schuster de 1983 hasta el botellazo a Zubizarreta en 1990. El Barça domina hasta ahora la serie de finales por 3-2.

Copa de la República 1936. ZAMORA VISTE LA COPA DE BLANCO

Más información
Copazo a la vista
La asociación de Cofradías solicita que la final de la Copa del Rey no sea el Miércoles Santo
La final de la Copa se disputará en Mestalla

La primera final entre Madrid y Barcelona se disputó el 21 de junio de 1936 en el estadio Mestalla, de Valencia, en una competición que llevaba el nombre de la República, amenazada por una guerra inminente. Los blancos, que dominaron la primera parte, sufrieron el despertar del Barça en la segunda mitad. Vencieron, sin embargo, los madridistas por 2 a 1 gracias a una memorable actuación del portero Ricardo Zamora. En la página web del club blanco se rememora una formidable intervención del histórico guardameta en el último minuto de la final, confirmada por la crónica de La Vanguardia, periódico barcelonés, que escribía dos días después: "Zamora evitó, con una formidable parada, el empate". El número uno madridista fue llevado en hombros después del pitido final. Fue su último partido. Un mes después estallaría la Guerra Civil.

Ficha del partido REAL MADRID, 2. Zamora; Ciriaco, Quincoces, Pedro Regueiro, Bonet, Sauto, Eugenio, Luis Regueiro, Sañudo, Lecue y Emilín. BARCELONA, 1. Iborra; Areso, Bayo, Argemi, Franco, Balmanya, Vantolrá, Raich, Escolá, Fernández y Munlioc. Goles: 1-0. M. 6. Eugenio. 2-0. M. 11. Lecue. 2-1. M. 74. Escolá. Árbitro: Julio Ostalé, de Aragón. Estadio Mestalla, Valencia, 21 de junio.

Copa del Generalísimo 1968. LA FINAL DE LAS BOTELLAS (vídeo)

Más de 30 años después, Madrid y Barça volvieron a verse las caras en la final de la Copa nacional, que por aquel entonces llevaba el nombre del dictador. Los azulgrana consiguieron ganar en el Santiago Bernabéu, en la que fue la única ocasión en la que los dos equipos no se disputaron la Copa en un campo neutral. En el minuto cinco del partido, relatan las crónicas del tiempo, Zabalza pasó la pelota a Rifé, que desde la banda izquierda centró en el medio del área, donde Zunzunegui, en el intento de despegar el balón, desvió la pelota fuera del alcance de Betancort. Fue el único gol del partido, que permitió al Barcelona hacerse con la copa número 16 de su historia e impidió al Madrid conseguir el doblete, tras haber ganado la Liga de aquel curso. El árbitro mallorquín fue duramente criticado por negar, según los madridistas, dos penaltis a los blancos, uno sobre Amancio y otro sobre Serena. El césped se llenó de botellas durante la entrega de premios y el partido fue recordado como la final de las botellas.

Ficha del partido BARCELONA, 1. Sadurní; Torres, Gallego, Eladio, Zabalza, Fusté, Rifé, Zaldua, Mendoza, Pereda y Rexach. REAL MADRID, 0. Betancort; Miera, Zunzunegui, Sanchís, Pirri, Zoco, Serena, Amancio, Groso, José Luis y Miguel Pérez. Gol: 1-0 M. 5. Zunzunegui en propia puerta. Árbitro: Antonio Rigo, de Mallorca. Amonestó a Gallego. Estadio Santiago Bernabéu, Madrid, 11 de julio.

Copa del Generalísimo 1974. LA ÚLTIMA VICTORIA MADRIDISTA (vídeo)

La de 1974 fue, seguramente, la final menos reñida de las cinco que han disputado Barcelona y Real Madrid. Los blancos salieron a por todas desde el inicio y en el primer minuto estuvieron a punto de adelantarse, pero Macanás envió su disparo al lateral de la red. El Madrid, de todas formas, no tardaría en marcar, puesto que a los cinco minutos de juego Santillana culminó un contraataque conducido por Aguilar. Tras el gol, el Madrid se relajó y el Barcelona pudo empatar, pero Rexach, en varias ocasiones, y Marcial fallaron las ocasiones del equipo azulgrana. Tras el descanso, el Madrid aplacó completamente la reacción del Barcelona con dos goles en menos de ocho minutos. Rubicán y Aguilar fueron los autores. A partir de ese momento, el Barça trató de impedir una goleada mayor. Aún así, el Madrid consiguió el cuarto gracias a Pirri. Esa ha sido la última victoria de los blancos sobre el Barcelona en una final de Copa hasta ahora.

Ficha del partido REAL MADRID, 4. Miguel Ángel; José Luis (Touriño, m. 84), Benito, Rubiñán; Grosso (Zoco, m.84), Pirri; Aguilar, Del Bosque, Santillana, Velázquez y Macanás. BARCELONA, 0. Sadurní; Rifé, Gallego, De la Cruz, Juan Carlos, Costas, Rexach, Juanito, Clares, Asensi (Martí Filosofía, m.56) y Marcial. Goles: 1-0. M. 5. Santillana. 2-0. M. 45. Rubiñán. 3-0 M. 52. Aguilar. 4-0 M. 84. Pirri. Árbitro: Sánchez Ríos, del Colegio andaluz. Amonestó a Costas, Gallego, Juanito, Benito y Del Bosque. Estadio Vicente Calderón, Madrid, 29 de junio.

Copa del Rey 1983. MARADONA Y LOS CORTES DE MANGA DE SCHUSTER (vídeo)

Entre la final de 1974 y la de 1983, los dos equipos no volvieron a encontrarse en la competición copera, ni siquiera en las eliminatorias. En el Madrid aún jugaba Santillana, mientras que en el Barcelona militaban Maradona y un joven Schuster. El Barcelona logró el triunfo en un partido muy tenso y duro, lleno de faltas. El árbitro del encuentro, García Carrión, sin embargo, solo mostró tres tarjetas amarillas: a Migueli, Camacho y Esteban. El Barcelona se adelantó con un gol de Víctor tras un pase de Maradona, que optó por ceder el balón porque tenía encima a dos defensas rivales. El Barcelona dominó la primera mitad, mientras la segunda comenzó con una clara oportunidad de Marcos que salvó el meta Miguel Ángel. A continuación llegó el empate gracias al gol de Santillana tras un grave error de Gerardo, que entregó el balón al conjunto madridista. Hubo que esperar al minuto 89 para ver el gol de la victoria. Marcos cabeceó el balón al fondo de la portería en un escorzo precioso tras un centro de Julio Alberto. El barcelonista Schuster, que cinco años después ficharía por el Madrid, celebró el tanto de la victoria haciendo varios cortes de mangas .

Ficha del partido BARCELONA, 2. Urruticoechea; Sánchez, Migueli, Gerardo, Julio Alberto; Esteban (Morán m. 80), Schuster, Víctor; Marcos, Maradona y Carrasco. REAL MADRID, 1. Miguel Ángel; San José, Bonet, Metgod, Camacho; Ángel, Salguero, Gallego, Stielike; Juanito (Isidro, m.80) y Santillana. Goles: 1-0. M. 31. Víctor. 1-1. M. 50. Santillana. 2-1 M. 89. Marcos. Árbitro: García Carrión, del Colegio valenciano. Amonestó a Migueli, Camacho y Esteban. Estadio La Romareda, Zaragoza, 4 de junio. Así contó aquella final EL PAÍS

Copa del Rey 1990. AMOR Y SALINAS TUMBAN A LA QUINTA DEL BUITRE (vídeo )

La última final, hasta la fecha, que coincidió con el clásico del fútbol español fue donde todo había empezado, en ese Mestalla -que había sido rebautizado Luis Casanova- testigo del último partido de Zamora. En una final celebrada en abril, como lo será la de esta año, el club culé se llevó la Copa ante la Quinta del Buitre, con Butragueño, Sanchís, Míchel y Martín Vázquez en el once titular. Amor marcó después de un cañonazo brutal de Koeman, que Buyo paró como pudo, pero el rechace permitió a Begiristain entregar a Amor un balón que solo tenía que ser empujado a puerta. Salinas, aprovechando de un despiste de la defensa madridista, anotó el tanto que remató el partido.

Fue una final muy polémica en la que pasó de todo. Hierro fue expulsado por doble amonestación al final de la primera parte. Durante las celebraciones del triunfo, Zubizarreta recibió un botellazo que le impidió terminar la vuelta de honor con la Copa en sus manos y dos días después Schuster volvió a rellenar las portadas, esta vez desde el otro bando. El alemán acusó al árbitro de dar la victoria al club azulgrana. "Después de este partido, el señor Loza va a pasar unas vacaciones muy felices en la Costa Brava, en un chalecito ahí, seguro", afirmó. El árbitro de Lugo amenazó, desde las páginas de este periódico, con querellarse contra el futbolista por sus palabras. Han pasado 21 años desde entonces, y la historia del clásico como epílogo de la Copa del Rey puede por fin ensancharse con páginas nuevas.

Ficha del partido BARCELONA, 2. Zubizarreta; Aloisio (Serna, m.30), Koeman, Alexanko; Amor (Soler, 70 m.), Bakero, Eusebio, Roberto; Julio Salinas, Laudrup y Begiristain. REAL MADRID, 0. Buyo; Chendo, Hierro, Ruggeri, Sanchís, Gordillo; Míchel (Aldana, m. 77), Schuster, Martín Vázquez; Butragueño (Julio Llorente, m. 63) y Hugo Sánchez. Goles: 1-0. M. 68. Amor. 2-0. M. 91. Salinas. Árbitro: García de Loza, de Lugo. Expulsó a Hierro por doble amonestación en el minuto 45. Amonestó a Michel, Amor, Salinas, Martín Vázquez, Koeman y Alexanko. Estadio Mestalla, Valencia, 5 de abril. Así contó aquella final EL PAÍS

Emilio Butragueño, en la final de la Copa del Rey de 1990, Barcelona - Real Madrid, en Valencia.
Emilio Butragueño, en la final de la Copa del Rey de 1990, Barcelona - Real Madrid, en Valencia.ARCHIVO EL PAÍS
El Pibe de Oro con la camiseta del Barcelona, durante la final de Copa del Rey de 1983.
El Pibe de Oro con la camiseta del Barcelona, durante la final de Copa del Rey de 1983.RAÚL CANCIO
El delantero del Real Madrid Santillana vuela sobre Migueli en la final de Copa del Rey de 1983 entre Barcelona y Real Madrid en la Romareda de Zaragoza.
El delantero del Real Madrid Santillana vuela sobre Migueli en la final de Copa del Rey de 1983 entre Barcelona y Real Madrid en la Romareda de Zaragoza.RAÚL CANCIO
El jugador del Madrid Juanito, en el suelo, y Schuster con la camiseta del Barcelona, entre otros, en una de las muchas interrupciones de la final de 1983 en la Romareda de Zaragoza.
El jugador del Madrid Juanito, en el suelo, y Schuster con la camiseta del Barcelona, entre otros, en una de las muchas interrupciones de la final de 1983 en la Romareda de Zaragoza.RAÚL CANCIO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_