Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España, en semifinales

La selección realiza su mejor partido, no da ninguna opción a Islandia y jugará ante Dinamarca o Suecia

España jugó su mejor partido en el Mundial de Suecia y entró en las semifinales con todos los méritos. El equipo de Valero Rivera superó a Islandia (32-24) en todos los niveles y se mostró como una de las selecciones más sólidas de este campeonato. Con una defensa en 5-1, con Parrondo de avanzado, rompió todos los esquemas del ataque de Islandia, que mostró un notable desconcierto durante todo el primer tiempo. España se marchó claramente en el marcador y llegó a alcanzar una ventaja de 11 goles justo antes de cerrar el descanso con 20-10. Además, España se asegura la organización de una de las fases del preolímpico de Londres.

Es la cuarta vez en la historia de un Campeonato del Mundo que España alcanza unas semifinales. La primera fue en Egipto en 1999. Cuatro años más tarde también llegó a semifinales en el Mundial de Portugal, y la última vez fue en 2005, en Túnez. Allí, con Juan Carlos Pastor de seleccionador, España ganó el primer Oro de su historia. Ahora, España no conoce todavía su rival en las semifinales. Sabe, eso sí, que será Dinamarca o Suecia. La cuestión se despejará mañana, cuando estos dos equipos se enfrenten en el último partido de esta fase. Entonces se sabrá también si juegan en Christianstad o en Malmoe.

España 32 - Islandia 24

España: Sterbik (Hombrados), A. Entrerríos (5), Gurbindo (6), Aguinagalde (4), Parrondo (1), Juanín (4), Chema (1) -siete inicial-. Rocas (2), Maqueda, Garabaya, R. Entrerríos (6), Ugalde (1), Iker, Cañellas (1) y Morros (1).

Islandia: Gustavsson (Gudmunsson), Ingimundarson (2), Atlason (1), Olafsson (), Sigurdson (3), Petersson (5), Jakobsson (1) -siete inicialo-. Svavarsson (1), Palmarsson (4), Hallgrimsson, Gudjonsson (3), Stefansson (3), Sveinsson y Kristhjansson.

Árbitros: Ljubic y Krstic, de Eslovenia.

Marcador cada cinco minutos: 3-1, 4-3, 8-5, 12-6, 16-9, 20-10 (descanso). 21-12, 23-16, 25-20, 26-21, 28-23 y 32-24.

La primera parte de España fue la mejor que se le ha visto a la selección desde hace algunos años. Alberto Entrerríos estuvo sensacional en el lanzamiento exterior y Gurbindo explotó, consiguiendo cinco goles con un solo error. Sin embargo, lo que marcó la diferencia fue una defensa a ultranza, en la que Islandia se estrelló una y otra vez. Los lanzadores isleños debían realizar las circulaciones de balón en los 12 metros y nunca encontraban posición de tiro. Y Sterbik realizó paradas de mérito, que mermaron la confianza de sus rivales.

En la segunda parte, los isleños reaccionaron, encontraron más huecos en la defensa española y se acercaron en el marcador. Pero España fue manteniendo diferencias de entre cinco y seis goles y concluyó con una gran victoria.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.