Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres malditos momentos

Verdasco, Robredo y Almagro se despiden en octavos ante Berdych, Federer y Djokovic

Bajo el sol de Melbourne, la cinta amarilla de Roger Federer, ese trozo de tela que le mece el pelo, se mueve sin el brillo de sus grandes momentos: gana 6-3, 3-6, 6-3 y 6-2 a Tommy Robredo, se cita en cuartos del Abierto de Australia con el vencedor del Stanislav Wawrinka-Andy Roddick...pero en el camino se deja un rosario de 40 errores no forzados que no se explica solo desde la voluntad de Robredo.

Para los españoles, ha sido un día maldito. Maldita la hora, ha debido pensar Fernando Verdasco, en la que los dolores en un pie, doblemente atendido por el fisioterapeuta, y su propio desconcierto, mezcla de enfado con el sol, los gritos y el viento, le han llevado a perder contra Tomas Berdych (4-6, 2-6 y 3-6; tremendo el partido del checo, que ha disparado una bomba tras otra). Tras la derrota, Verdasco recalcó los dolores en el tobillo: "Tengo que hablar con el doctor Ángel Cotorro para ver qué decisión debo tomar sobre el tobillo. Para ver qué puedo hacer. Si seguir jugando o parar para quitarme el hueso que tengo roto. Aunque esta es la última opción porque me perdería varios torneos".

Maldito el momento, se ha debido decir Nicolás Almagro, en el que su plan de ataque y ataque, bellísimos los latigazos de su revés, se han topado con la defensa numantina del serbio Novak Djokovic y con los errores de su derecha (3-6, 4-6 y 0-6; el buen murciano ha acabado frustrado).

Maldito el instante, seguramente ha comentado Robredo, en el que no ha podido aprovechar el embrollo en el que andaba metido Federer, que disparando un error no forzado tras otro, apretado por la solidez del español, se ha encontrado con un set iguales y pelota de break para el gerundense al empezar el tercero.

Así se han despedido tres de los cinco españoles que habían firmado unos octavos de récord. Mañana, Rafael Nadal juega contra el croata Cilic y David Ferrer contra el canadiense Raonic. Si vencen, España tendrá un semifinalista en el Abierto de Australia.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.