El Barcelona pierde los nervios

El Caja Laboral remonta el partido en el último cuarto

No fue una reedición de la final de la temporada pasada, favorable por un punto para el Caja Laboral, fue mucho más. Los vitorianos supieron controlar la tensión de los últimos minutos del partido, cuando los catalanes manejaban rentas de hasta doce puntos, y dieron la vuelta al choque. No se produjo por tanto el deseado golpe de efecto que buscaban los catalanes, que venían de perder ante el Siena, pero sí quedó clara la fortaleza y el carácter de los de Ivanovic y que el Caja Laboral mantiene dos caras bien distintas en ACB y en Euroliga.

Xabi Pascual pidió tiempo muerto a los dos minutos de arrancar el partido porque algo no funcionaba. Eran las carencias defensivas, que permitieron al Caja Laboral y sobre todo a Oleson, ir por delante durante casi todo el primer cuarto. Lorbek y Perovic como dúo de ataque tejieron una estrategia renqueante que cedió el protagonismo y la efectividad a Rubio y el alero australiano Ingles que en su primer partido de ACB con el Barcelona, dio una imagen decidida.

CAJA LABORAL 87 - BARCELONA 80

Caja Laboral: Huertas (10), San Emeterio (15), Oleson (18), Haislip (-), Barac (15); -cinco inicial- Logan (10), Teletovic (17), Rancik (2), Ribas (-), Bjelica (-).

Barcelona: Lakovic (6), Mickeal (11), Lorbek (5), Perovic (-), Rubio (15); -cinco inicial- Sada (5), Vázquez (10), Ingles (10), Ndong (5), Morris (8), Grimau (5).

Parciales: 19-20, 16-14, 19-30, 31-16.

Árbitros: De la Maza, Perea y Cortés. Sin eliminados.

9.693 espectadores en el pabellón Buesa Arena.

Más información

Los vitorianos impusieron un ritmo veloz y destacaron en las transiciones en ataque mientras los catalanes se afanaban en mejorar su defensa. Cuando el Barcelona, que acusó la ausencia de Juan Carlos Navarro, empezaba a controlar los tiempos del choque, los de Ivanovic empezaron a errar todos los tiros y encadenaron demasiados ataques fallidos. Un Oleson brillante aportaba seguridad a su equipo mientras Mickeal neutralizaba con eficiencia a San Emeterio, quien se vio envuelto en la polémica por una antideportiva. Con el nivel de rebotes ofensivos en horas bajas, el Caja Laboral se colapsó al ver dominado a su director de juego.

El tercer cuarto arrancó con tres triples estratosféricos de Teletovic y San Emeterio que adelantaron a los vitorianos hasta los nueve puntos. No obstante, el Barcelona supo capear el temporal con Mickeal aprovechándose también de las faltas que pitaban a los vitorianos. El Caja Laboral necesitaba sumar delante y reforzar el perímetro y sólo tenía de referente a Teletovic, lo que complicaba el panorama.

Los de Ivanovic empezaron a sentirse perjudicados por las decisiones arbitrales y cayeron en una trampa que benefició a los catalanes, quienes lograron rentas de diez puntos de media. Y fue entonces cuando expulsaron a Ivanovic, quien tuvo que seguir el partido desde el túnel de vestuarios por una técnica descalificante después de protestar airadamente las decisiones arbitrales. Lejos de dejarse vencer por el desánimo dadas las circunstancias, los vitorianos supieron remontar un apasionante duelo entre dos grandes que entonces, a la vista del buen juego de Sada, parecía perdido.

El choque iba a ser para quien controlara la tensión y el Caja Laboral fue quien tuvo la suficiente sangre fría para lograrlo. Sin precipitarse, Teletovic, Logan y Oleson trabajaron en equipo para frenar los contraataques de Ingles y asistieron a la creciente debilidad defensiva del Barcelona. Tuvo mérito la actuación de los vitorianos, que dieron la vuelta al partido con corazón y pasión. Un enérgico San Emeterio, esta vez sin agónicos tiros libres, volvió a ser una pieza fundamental en el engranaje de su equipo.

Barac trata de impedir el pase de Lorbek.
Barac trata de impedir el pase de Lorbek.EFE
Épica remontada del conjunto local ante un Barcelona que desperdició diez puntos de ventaja en el último cuarto. San Emeterio lideró a Caja Laboral hasta la victoria. Vídeos de la ACB

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50