Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mosquera, también positivo

El dopaje salpica al segundo de la Vuelta y, de nuevo, al Xacobeo

Justo el día en el que iba a firmar su defunción como equipo al no encontrar un patrocinador que diera relevo al Xacobeo, justo la jornada en la que se anunciaba una concentración de apoyo al proyecto en plena Plaza del Obradoiro, el equipo ciclista profesional gallego ha recibido el golpe más duro de una historia de cuatro años. Los implicados no han recibido comunicación alguna, pero el equipo sí y ya sabe que dos de sus corredores, el líder y segundo en la general de la pasada Vuelta, Ezequiel Mosquera, y su lugarteniente David García, según avanzó la Cadena Ser, dieron positivo justo en la competición que les acaba de poner en el escaparate mediático.

Desde el equipo se filtra la posibilidad de que la causa del positivo sea un suero alimenticio en mal estado, pero en la Unión Ciclista Internacional se trabaja en la línea de que precisamente a través de ese suero sea como se enmascare el uso de sustancias prohibidas. Mosquera acaba de firmar un contrato bianual con el Vacainsoleil holandés. Su gerente, Daan Luijkx asegura en declaraciones recogidas en el portal Foksport.nl que si las noticias de dopaje se confirman resolverán de manera inmediata el acuerdo.

El mazazo llega tres días después de que la Xunta de Galicia, a través de José Ramón Lete Lasa, su secretario general para el deporte, anunciara de manera pública la imposibilidad de mantener el patrocinio al equipo y de vincular su futuro a la aparición de un inversor privado. Recordó además, que el presupuesto del equipo, próximo a los tres millones de euros, era el mismo que desde la Administración autonómica se destinaba a los más de 1.300 clubes deportivos de Galicia. Durante las últimas semanas se habían mantenido conversaciones con Aluminios Cortizo, una compañía gallega que al final desestimó la posibilidad de entrar en el mundo del ciclismo.

A la Xunta le inquietaba en todo caso la vinculación del equipo dirigido por Álvaro Pino con el dopaje. Juan Manuel Rodríguez Bastida, antiguo médico del equipo, acampó en abril pasado ante despacho de Lete Lasa, en Santiago, para reclamar un impago tras ser apartado de su labor. "Me sustituyeron por un médico dopador", aseguró. Fue entonces cuando Pedro Alfaro, gerente de la Fundación Ciclismo Galego, a través de la que se gestiona el equipo, sentenció: "En el Xacobeo ni ha habido positivos ni los va a haber"