Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos partidos de sanción a Ujfalusi

Competición califica la entrada del jugador del Atlético sobre Messi como "juego peligroso", pero no violento

El Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol ha decidido sancionar al jugador del Atlético de Madrid Tomas Ujfalusi con dos partidos de suspensión por su entrada a Leo Messi el pasado domingo . El barcelonista tuvo que abandonar el terreno de juego y estará dos semanas de baja .

El Comité estima que Ujfalusi ha infringido el artículo 115 del código disciplinario de la FEF que castiga con una suspensión de uno a tres partidos el empleo de "juego peligroso causando daño que merme las facultades del ofendido". A Ujfalusi le aplica el castigo en su grado medio.

Competición considera que la acción no se produjo "de manera violenta con un contrario", lo que hubiese acarreado una suspensión para el checo del Atlético de entre cuatro y doce partidos. Así pues, Ujfalusi se perderá el Valencia-Atlético de mañana y el Atlético-Zaragoza del domingo. El club rojiblanco no recurrirá la sanción.

Enrabietado por todo lo que ve publicado y escrito, por las imágenes de prensa y televisión, Quique Flores, entrenador del Atlético de Madrid, se refirió antes de conocer la sanción a lo acontecido: "Vosotros sabéis que todo acontece porque es Messi, porque es un grandísimo jugador, porque nos priva del espectáculo a todos y todo el mundo pierde con la salida de Messi de los terrenos de juego, pero todos sabemos que, esa misma entrada, sólo en los pies de Messi o de Cristiano, se estaría clamando al cielo como ahora", declaró.

Lanzado, herido por la magnitud que se le da a la acción, el técnico del Atlético, que mañana visita al Valencia, continuó: "Yo abogo más por la falta de hipocresía, por la sensación de que [Ujfalusi] es un hombre fuerte, que cuando entra, entra fuerte, y finalmente en toda lesión hay una parte de dureza y una de infortunio. Y, desde luego, lo que pasó tiene mucho que ver con esa otra parte. Tomas es un tipo que habrá que revisar a cuantos jugadores ha lesionado en su vida, solamente con eso tenemos todo claro", continuó.

Todo lo cambia, según Quique, el apellido de la víctima: "Lo que dimensiona todo es el caché del jugador. Y es el que es y nadie lo niega, pero he visto entradas muy violentas de verdad. Esa es una entrada abajo, sí, pero que tiene mucho que ver con el infortunio, de ese momento en qué posición tenga el pie el jugador. He vivido muchas de esas y a veces no ha pasado nada", añadió.

Por si no fuera suficiente, Quique recordó el pasado, en carne propia, además: "Yo me retiré por una entrada muy similar abajo. No pasó nada ni lo pido desde aquí. Y es que depende del jugador, de cómo tengas en ese momento el pie de apoyo, de mil cosas. No es una entrada descabellada, es dura, que además tiene el nombre de Messi y que tiene el infortunio de que pilla al jugador con el pie apoyado".

Y horas antes de que los jueces de Competición se retrataran, el entrenador rojiblanco dijo: "Tiene todos los matices para que sea una entrada, aparentemente, muy violenta, pero luego está lo que es la intención del jugador, la carrera del jugador, el perdón del jugador... un montón de cosas que matizan mucho esa entrada", para pasar a recordar lo acontecido hace una semana en San Mamés, cuando Gurpegi lesionó a Agüero: "Tenemos un precedente que estamos viviendo en nuestras carnes con el Kun en el que no ha habido ningún tipo de sanción. Aquí entendemos que hay un plus y que ese plus se debería convertir en un partido. Es lo que creemos desde aquí que sería justo", valoró. Pero no acertó. Competición elevó en un partido más el deseo de Quique.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.