Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro sancionados y otra ausencia

Nocioni tampoco jugará el Mundial por lesión y la FIBA suspende tres partidos a Krstic y dos a Teodosic, Fotsis y Schortsanitis

Por mucho que luzca sonrisa su secretario general, Patrick Baumann, la FIBA debe de estar deseando que el balón empiece a botar el sábado en el Mundial de Turquía para empezar a hablar de baloncesto y no de ausencias, agresiones y demás incendios. Casi cada día que pasa ha de llorar una pena el máximo organismo del baloncesto, que ayer se encontró con que cuatro de los jugadores más destacados no empezarán el Mundial por sanciones tras la batalla campal entre Serbia y Grecia, y otra estrella, el argentino Nocioni, se marchaba por lesión.

La FIBA sacó el mazo después de los enfrentamientos entre serbios y griegos en el duelo del pasado 19 de agosto, cuando el serbio Krstic ejerció de pandillero (vídeo) y estampó una silla en la cara al griego Borousis. El pívot de Oklahoma Thunder fue sancionado con tres partidos de suspensión y con 34.000 euros. Otros dos partidos de castigo se llevó su compañero Teodosic, uno de los desencadenantes de la trifulca junto al griego Fotsis, que recibió la misma sanción, como Schortsanitis. Las federaciones serbia y griega, además, fueron castigadas con 15.000 euros cada una.

Nocioni suma una nueva baja

Otro dolor de cabeza para la FIBA, para variar, fue la baja otra estrella más, en este caso el alero argentino Nocioni, fuera por lesión igual que ocurrió a última hora con el español Calderón y el brasileño Nené. Claro que en esta ocasión ha pesado la orden de su nuevo equipo en la NBA, los Sixers de Filadelfia. Nocioni sufrió un esguince de tobillo durante la fase de preparación de su selección, y aceleró su recuperación.

Según el jugador, estaba a punto para el Mundial y mucho mejor de lo que esperaba. Incluso jugó dos partidos con Argentina. Pero no lo entiende así Filadelfia ni sus médicos. "Los Sixers han hecho uso de la opción que figura en mi contrato, que cuando tengo una lesión durante las actividades con el equipo nacional, ellos pueden hacer que no juegue. Con mucho dolor de mi alma debo anunciar que no jugaré el Mundial", dijo Nocioni entre lágrimas en la concentración de su selección, y a las puertas de debutar en el torneo. "Les dije a todos que estaba al 100%, pero el equipo y los doctores me han advertido que no debería jugar por los riesgos. Si fuese por mí, yo juego. Es triste porque iba a ser mi último Mundial a un alto nivel. Me rompe el sueño, me cortan las piernas", se quejó Nocioni, de 30 años, que no se viste la camiseta albiceleste en un partido oficial desde los Juegos Olímpicos de Pekín. El sábado, por fin, empieza el baloncesto.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.