Queiroz, a la palestra

El seleccionador portugués inicia su defensa ante las acusaciones de insultar a médicos de la Autoridad Antidopaje antes del Mundial

El seleccionador de Portugal, Carlos Queiroz, comenzó a defenderse tras ser acusado de insultar a médicos de la Autoridad Antidopaje antes del Mundial de Sudáfrica, en un proceso que puede desembocar en la suspensión temporal del técnico.

Según un informe remitido al Estado portugués, Queiroz recibió con insultos a una brigada médica el pasado 16 de mayo en el centro de preparación de la selección lusa, situado en la norteña localidad de Covilhã. De acuerdo con la versión de la Autoridad Antidopaje, que se había traslado al local a las 7:45, el seleccionador luso descalificó también al presiente de este organismo, Luis Horta.

A instancias del Secretario de Estado de Juventud y Deportes, Laurentino Dias, el Consejo de Disciplina (CD) de la Federación Portuguesa de Fútbol (FPF) evaluará los argumentos de Queiroz, quien ya contestó a una nota de culpa a este organismo.

El antiguo técnico del Real Madrid, que se considera en este proceso como un "chivo expiatorio", presentará para su defensa a nueve testigos, que serán escuchados a partir de hoy en la sede de la FPF en Lisboa, indicaron medios oficiales.

Analizada la defensa del técnico, el CD dictaminará su parecer, que podrá resultar en una sanción disciplinaria durante un plazo determinado, hecho que comprometería su permanencia en el cargo. No obstante, será la Autoridad Antidopaje (Adop) de Portugal quien tenga la última palabra después de recibir la decisión del CD.

Carlos Queiroz, durante una rueda de prensa en la concentración con Portugal.
Carlos Queiroz, durante una rueda de prensa en la concentración con Portugal.EFE
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS