España rompe a Lituania

Los de Sergio Scariolo perfilan su juego de cara al Mundial

Dominadora y acertada, España pasó por encima de una Lituania muy dependiente de su juego exterior que apenas podía seguir el ritmo desaforado que marcaban Navarro y Gasol. Ya había avisado Scariolo de sus intenciones de dar un paso adelante en intensidad física y defensiva. Tanto fue así que los de Kestutis Kemzura se vieron sobrepasados en buena parte del encuentro, disputado en el Buesa Arena de Vitoria ante una afición muy entregada que prácticamente llenó el estadio.

La selección dejó ver, en su tercer partido premundialista, un perfil marcado por la intensidad defensiva y la rapidez en el contraataque de cara a la cita de Turquía. Una enérgica Lituania abrió fuego en el marcador y logró sacar una modesta ventaja de cuatro puntos que se deshizo para no volver cuando Calderón y Navarro unieron fuerzas. Mediado el primer cuarto, España intensificó su estrategia defensiva a base de voraces robos de balón y temibles contraataques que le otorgaron el mando absoluto del encuentro que se tradujo en ventajas de hasta 14 puntos.

El acierto de Navarro desde los 6,25 abrió una sima entre los de Scariolo y los lituanos. Descolocados, los de Kestutis Kemzura sólo podían apoyarse en un Jasaitis certero desde la línea exterior. El primer cuarto terminó 30-16 con un fabuloso triple de Rubio. Scariolo, que dejó lucirse a casi todos, vio cómo un resbalón dejaba a Vázquez fuera de juego por lesión. Voluntarioso, San Emeterio -el jugador del Caja Laboral fue uno de los más aplaudidos por estar en casa- no estuvo acertado en el tiro. Con un Kleiza menos brillante de lo habitual, los lituanos no encontraban la medida a una frenética España.

Tras el descanso, Lituania reaccionó levemente moviendo rápido el balón, lo que ocasionó problemas en el muro defensivo de Scariolo. España volvió a correr y ganó en calidad ofensiva. Su dominio era ya inquebrantable, con ventajas máximas de 25 puntos. Peligrosos sólo a ratos, los de Kemzura aprovechaban, sobre todo a Maciulis y a un resucitado Kleiza, para anotar.

Marc Gasol, dominador del rebote, fue uno de los jugadores mejor valorados del partido junto a Navarro. Los compases finales del encuentro (97-76) fueron un paseo que hizo perder los nervios a algunos lituanos en algunas jugadas, como el pisotón de Kleiza a Suárez.

Ricky Rubio penetra a canasta ante la oposición de dos rivales.
Ricky Rubio penetra a canasta ante la oposición de dos rivales.AFP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción