Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Messina: "Es el peor momento de la temporada"

Cabizbajo y con un mínimo hilo de voz, Ettore Messina, entrenador del Real Madrid, trataba de explicar lo ocurrido dentro de la cancha ante el Cajasol. "Este es el peor momento de la temporada, hemos hecho un partido malo en el momento clave", se sinceraba el italiano sin saber qué remedio ponerle a un equipo que se desangra en casa en los instantes decisivos del presente curso. "Hemos decepcionado muchas veces en los momentos claves este año [...] No es la primera vez que empiezo un playoff de manera tan mala, pero ahora tenemos que ver si tenemos la oportunidad de ganar en Sevilla y volver aquí el lunes". El técnico aludía, entre otras, a las derrotas sufridas ante el Maccabi en el Top 16 de la Euroliga, que ocasionó su choque con el Barça en cuartos, y a la sufrida ante el Caja Laboral en liga, que le posicionó tercero, con el factor cancha en contra ante un hipotético cruce de semifinales contra barcelonistas y vitorianos.

Joan Plaza, por su parte, se mostró orgulloso del rendimiento de sus jugadores, que lograron, con el peor ataque de la liga y la segunda mejor defensa, contener al conjunto blanco, máximo anotador de la liga y tercer equipo que menos puntos encaja. "La mejor manera de mostrar que estamos ahí es eliminando al Real Madrid". "Somos gente trabajadora y queremos cumplir este sueño [de pasar a semifinales]", sentenció Plaza, ex preparador del Madrid.

Ahora los blancos tendrán que jugar el sábado en Sevilla para enfrentarse al Cajasol y a la historia: las dos veces anteriores que tanto los madridistas como los sevillanos se cruzaron en los playoffs de la ACB (temporadas 1995/96 y 1998/99), la historia acabó con final feliz para los andaluces. Además, los de Concha Espina ya saben lo que es no pasar de cuartos con todo a favor: hace dos temporadas, el Madrid, entrenado por Plaza, cayó a las primeras de cambio ante Unicaja, tras haber sido el equipo dominador en la liga regular, donde acabó en primera posición. Con todo en contra, la plantilla de Messina apelará al orgullo merengue para evitar consumar un fracaso sin paliativos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.