Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CICLISMO | DOPAJE

Un médico acusa a otro de dopaje

El médico deportivo con experiencia en equipos ciclistas Marcos Maynar, juzgado en Portugal, dice que el malo de la película es Jesús Losa

Marcos Maynar y Jesús Losa, médicos deportivos con experiencia en equipos ciclistas, han sido objeto de diversas investigaciones y de acusaciones de dopaje en los últimos años. En el domicilio de Maynar, profesor universitario en Cáceres, la Guardia Civil encontró hace años, durante la Operación Gamma-2, diversas sustancias dopantes. Después, el pasado otoño, las autoridades deportivas de Portugal lo inhabilitaron 10 años por su implicación en la organización del dopaje generalizado en el equipo LA-MMS, en el que prestaba sus servicios, después de una investigación iniciada tras la sospechosa muerte del ciclista Bruno Neves en una carrera en mayo de 2008.

A Losa, con clínica en Valladolid y largos años médico del Euskadi, le han acusado ante los jueces David Millar y Moisés Dueñas de proporcionarles sustancias prohibidas, y la policía lo investigó durante semanas.

El destino de ambos se cruzó en forma de gatomaquia -o apártate que me tiznas que le dijo la sartén al cazo-, el miércoles en un tribunal de Póvoa de Varzim (Portugal) en el que se juzga a Maynar y a Manuel Zeferino, director del LA-MMS por 16 delitos de adulteración de medicamentos (delito penado con uno a ocho años) y suministro de sustancias dopantes a deportistas (hasta dos años). En la vista, se enfrentó a Maynar con una de las pruebas - planes de preparación y de administración de productos dopantes, como anabolizantes y EPO que figuraban en su ordenador-, el médico extremeño, según la agencia Lusa, respondió: "Esos planes son de Jesús Losa, el médico anterior". Maynar dijo que los planes correspondían a 2006 y que se los enviaron los corredores en 2007, cuando él entró a trabajar con ellos, para pedirle su opinión. Añadió Maynar que al ver que eran planes de dopaje había desaconsejado a los ciclistas que los siguieran.

El testimonio de dos corredores Pedro Cardoso y Alfonso Azevedo, que declararon no acordarse de que Losa trabajara con ellos, desmintió, sin embargo, a Maynar, según el periódico de Lisboa Diário de Notícias, así como el hecho de que dos de los ciclistas que tenían ficha dopante en el ordenador de Maynar sólo llegaron al equipo en 2007.

En otro momento del juicio, Joaquim Fonseca, director del centro nacional portugués de medicina deportiva, declaró que la autopsia de Bruno Neves no permitía llegar a ninguna conclusión sobre las razones de su muerte en plena carrera a los 26 años. "Los cortes hechos en los órganos del deportista no son los ideales", dijo Fonseca, quien admitió ante el tribunal que el uso de sustancias dopantes "podría ser una de las razones" de la insuficiencia respiratoria que sufrió Neves.