Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LIGA DE CAMPEONES | INTER 2 - CHELSEA 1

Cambiasso da ventaja a Mourinho

El orden defensivo del Inter supera en San Siro a un Chelsea mucho más atrevido

El más italiano de los equipos ingleses, el Chelsea, sorbió unos tragos de su propia medicina cuando el Inter de Mourinho le cerró todos los espacios en San Siro. Todos menos uno: el abierto por el portero interista Julio César, que se tragó un disparo lejano de Kalou que deja muy abierta la eliminatoria. Trataron de decantarla dos de los argentinos del Inter, Milito y Cambiasso, autores de los dos tantos locales en dos acciones tan aisladas como emocionales. Fue una mala noche para los guardametas , pues el Chelsea perdió al suyo, Cech, en una lesión de cierta gravedad aparentemente en la rodilla. En el área contraria, el veterano Lucio consiguió minimizar a Drogba. Eto'o, por su parte, confirmó su pésimo estado de forma.

Inter de Milán 2 - Chelsea 1

Inter de Milán: Julio César; Maicon, Samuel, Lucio, Zanetti; Stankovic (Muntari, min 83), Cambiasso, Thiago Motta (Balotelli, min 58); Sneijder, Eto''o (Pandev, min 67), Milito.

Chelsea: Cech (Hilario, min 61); Ivanovic, Terry, Carvalho, Malouda; Mikel, Ballack, Lampard; Kalou (Sturridge, min 78), Anelka, Drogba.

Goles: 1-0: m.3: Milito; 1-1: m.51: Kalou; 2-1: m.55: Cambiasso.

Árbitro: El español Manuel Enrique Mejuto González amonestó con tarjeta amarilla a Thiago Motta, Milito (Inter) y Kalou (Chelsea).

Incidencias: Partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el estadio "Giuseppe Meazza" (San Siro) de Milán.

MÁS INFORMACIÓN

Drogba se olvidó por un instante de la promesa a su hijo de ocho años ?la de no comportarse nunca más como en las semifinales de la pasada edición ante el Barça, cuando insultó gravemente al árbitro? y corrió anoche a protestarle en la cara a Mejuto González, que acababa de escamotearle un penalti al Chelsea: Samuel derribó por detrás a Kalou cuando el costamarfileño encaraba ya solo a Julio César. Era penalti y expulsión, al filo del descanso, pero el árbitro español, tras consultar visualmente con su asistente, mandó continuar.

Tan quejoso siempre de los árbitros, Mourinho salió beneficiado en esta ocasión. Y su equipo pudo marcharse al descanso con una ventaja fraguada en un inicio chispeante. Milito le pilló la cintura rígida a Terry, que se comió el recorte del argentino dentro del área. El tiro ajustado al palo sorprendió a Cech. No tanto a Mourinho, comedido en la celebración frente a su ex equipo. Se limitó a poner morritos de satisfacción.

El gol tan temprano, en el minuto 2, emborronó la atractiva puesta en escena de Ancelotti: un 4-3-3 adornado, además, con la presencia de un interior, Malouda, como lateral izquierdo. Invitado por el Inter a ocuparse del balón y del espacio, el Chelsea encontró dificultades para avanzar hacia el área y decidió probar desde muy lejos. Los ojos amoratados del portero Julio César, tras un accidente de tráfico esta semana, parpadearon apenas ante el obús que le envió Drogba desde 30 metros. El larguero escupió el balón hacia abajo.

Desenfocado y aburrido Eto'o, sólo Milito parece feliz con el juego directo del Inter. Ancelotti redobló su apuesta ofensiva adelantando la posición de Malouda, que pasó al medio del campo, configurando un 3-4-3. Fue, sin embargo, el otro lateral, Ivanovic, la punta de lanza que concluyó sirviendo atrás a Kalou. El tiro colocado de éste se le escurrió a Julio César. El Chelsea se las prometía felices cuando reaccionó enrabietado Cambiasso, autor de dos disparos consecutivos, el segundo de los cuales, a bote pronto, entró como una exhalación en la portería de Cech. Le dio un subidón a Mourinho y mandó a su equipo al ataque con la entrada del imprevisible Balotelli por Motta. La tensión acabó con Cech, lesionado tras un simple resbalón. Balotelli le hizo dos caños a Malouda, el primer de espuela. Pero el Inter volvió a apelotonarse en torno a su portero y el Chelsea, superadas tantas emociones, recuperó un control del que ya no obtuvo ningún provecho. Neutralizado por las afiladas piernas de Lucio.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.