Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | PREMIER LEAGUE

El Liverpool ya es cuarto

El equipo de Rafa Benítez vence por la mínima al Everton y asciende una plaza tras el empate del Tottenham ante el Aston Villa

Un Liverpool de diez hombres ha superado con una victoria mínima, pero importantísima (1-0) en su derbi en Anfield a su enemigo histórico, el vecino Everton, que le catapulta en zona Champions, al subir a la cuarta posición de la tabla. La Liga inglesa arrancó con noticias más que alentadoras para la formación local, que continúa saliendo de su bache negro pese a la victoria. No obstante, la de hoy sirve al cuadro red para dar un paso cualitativo en su escalada en la clasificación. El Tottenham Hotspur se queda en la quinta posición.

El Everton buscaba su primera victoria en Anfield desde 1999, pero un gol anotado por el holandés Dirk Kuyt en el minuto 54, un remate de cabeza desde dentro del área, abortó el objetivo del técnico David Moyes, que dejó al español Mikel Arteta en el banquillo en el inicio. El Liverpool gozó de más ocasiones, y no se resintió siquiera tras la expulsión del griego Sotiros Kyrgiakos por una falta cometida sobre el egipcio Marouane Fellaini, a quien Arteta reemplazó en el minuto 40 de juego.

El Liverpool, con el ex jugador del Atlético de Madrid Maxi en su once titular -lo sustituyó el brasileño Fabio Aurelio en tiempo de descuento, ya recuperado de una lesión muscular-, consiguió mantener la resistencia. El Everton, lejos de remontar, perdió en los últimos minutos a un jugador, a Steven Pienaar, por doble amarilla.

Empate con castigo

El Tottenham Hotspur empató hoy a cero su compromiso en White Hart Lane con el Aston Villa y perdió, así, la ocasión de recuperar el cuarto puesto de la general, que previamente le arrebató el Liverpool. A la plantilla de Rafa Benítez le benefició la coyuntura. Los "reds" habían ganado por 1-0 su partido anterior de la jornada ante el Everton, su gran rival del torneo, en uno de los grandes derbis del fin de semana, y ese resultado les bastó para superar a los "Spurs" en la zona de Champions.

El conjunto de Harry Redknapp malgastaba ahora la ocasión de recuperar ese cuarto puesto al no lograr goles en su encuentro en Londres con el once de Birmingham. Así, el Tottenham se queda en quinta posición de la tabla, con 43 puntos, uno menos que los "reds" y a dos de distancia con el City, sexto clasificado, que también empata con los "Villanos".

El United golea para ser líder

Un Manchester United imparable goleó sin piedad (5-0) al maltrecho Portsmouth, el rival más débil de la Premier, para arrebatar temporalmente al Chelsea el liderato del torneo. Los 'diablos rojos' no dieron tregua al colista de la competición, un Portsmouth que va de propietario en propietario y que no levanta cabeza. El rotundo marcador lo firmaron los ingleses Wayne Rooney y Michael Carrick, el búlgaro Dimitar Berbatov y contribuyeron, también, dos goles en propia meta del 'Pompey'.

La abrumadora victoria aúpa al once de Old Trafford a la primera posición liguera, un punto por encima del Chelsea de Carlo Ancelotti, que este domingo protagonizará el otro gran derbi de la jornada con el Arsenal.

En el resto de partidos, el Burnley superó su choque en casa con el West Ham United con un 2-1 a su favor que le permitió abandonar la zona descenso a la vez que condenaba a los 'hammers' a la decimoctava posición. Por su parte, el Hull City sorprendió al Manchester City y le venció por 2-1, un revés imprevisto para el técnico italiano Roberto Mancini, que no pudo contar finalmente con los servicios en el medio campo del francés y ex capitán del Arsenal Patrick Vieira, nuevo fichaje del mercado de invierno aunque sí lo hizo con el lateral izquierdo vasco Javi Garrido, que regresó a la titularidad.

El Bolton Wanderers saldó su compromiso con el londinense Fulham con un marcador sin goles, mientras que el Stoke City se impuso con rotundidad, por 3-0, a un Blackburn al que abandonó la fortuna y que perdió a Christopher Samba en el minuto 59, por lo que los 'rovers' jugaron con uno menos la última media hora.

Finalmente, el Wigan de Roberto Martínez no evitó un empate a uno ante el Sunderland pese a haber mantenido el control de su compromiso con los 'black cats'. El resultado es peligroso para la plantilla del español, que coquetea con la zona de descenso y pierde dos puestos en la general, donde ahora se ubica en la decimosexta posición.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.