LIGA | VALENCIA 4 - VILLARREAL 1

Villa hace sangre

El Valencia aprovecha la debilidad del Villarreal, que jugó una hora con uno menos

Ante el Villarreal más débil de los últimos años, el Valencia hizo sangre . Y no tanta como podría haber hecho desde que el conjunto de Valverde se quedara con uno menos por la expulsión de Kiko en el minuto 27. Pero Silva y Villa marcaron grandes diferencias que afianzan el tercer puesto del Valencia y acechan al Madrid, a sólo tres puntos.

Villa olió la sangre en el centro de la defensa del Villarreal. En concreto, la inexperiencia del joven Kiko, un chico del filial al que le ganó la primera carrera. Y también la segunda, hasta la línea de fondo, desde donde centró atrás a Silva. Tapado por una nube de defensores, el grancanario miró hacia atrás y vio a Banega. El mediocentro argentino no sabe pegarle a romper, sino a colocar, preferentemente de rosca con el interior del empeine. Fue lo que hizo una vez más, con la suficiente fuerza para superar a Diego López a pesar de que la pelota le salió centrada. Emery celebró el gol con una alegría desbocada. Es excepcional que marque Banega.

Valencia 4 - Villarreal 1

Valencia: César, Bruno (Miguel, m.46), David Navarro, Alexis, Mathieu, Albelda, Banega (Marchena, m.70), Joaquín (Pablo, m.79), Silva, Mata y Villa.

Villarreal: Diego López, Ángel, Godín, Kiko, Capdevila, Cani (Rossi, m.69), Marcos Senna (Gonzalo, m.58), Bruno, Cazorla, David Fuster (Ibagaza, m.46) y Nilmar.

Goles: 1-0, m.7: Banega. 2-0, m.28: Villa, de penalti. 3-0, m.55: Silva. 3-1, m.61: Nilmar. 4-1, m.90+: Villa.

Árbitro: Undiano Mallenco (colegio navarro). Expulsó con roja directa al villarrealense Kiko (m.27). Amonestó por el Valencia a Bruno, Silva Albelda, David Navarro y Banega y no mostró amarillas al Villarreal.

Incidencias: partido disputado en el campo de Mestalla ante 40.000 espectadores. Terreno de juego en regulares condiciones. Se guardó un minuto de silencio en memoria de los fallecidos en el terremoto de Haití.

El Villarreal se quedó aturdido. Sin presión, contra lo que pide Valverde; sin balón, contra lo que exigía Pellegrini, en ese tránsito sincopado de los jugadores amarillos en una temporada que no arranca. Y menos ayer, con una defensa improvisada ante uno de los delanteros más despiadados. Villa arrebató la pelota a Kiko antes de caer en el área y obtener un premio doble: la expulsión y el penalti pese a que el agarrón empezó fuera del área. Kiko se marchó destrozado de Mestalla y del mismo modo se quedó en la banda Valverde, que había apostado por el chaval. No le quedaba más remedio: sancionado Marcano, Gonzalo viene de una larga lesión y Eguren, fuera de la lista, se borró al declarar que él prefería no jugar como central.

El Villarreal se sintió derrotado en cuanto Villa transformó el penalti y no había transcurrido ni media hora de partido. Valverde retrasó a Bruno a fin de cerrar la sangría. Y el Valencia se puso a recuperar viejas sensaciones, las de la primera parte del campeonato, dando al balón tanta velocidad como precisión. Lo que suele suceder cuando Silva engancha con Banega, con Joaquín, con Mata y con Villa.

Ibagaza entró tras el descanso en un intento de Valverde de que su equipo restableciera el contacto con el balón. Y lo logró en cierta medida. También porque Bruno supo interpretar su nueva función de central. Los caños de Ibagaza comenzaron a desquiciar a Albelda, reincidente en la comisión de faltas. La reacción del Villarreal le duró poco. Hasta que Capdevila cometió el enésimo error defensivo de su equipo: un mal rechace que cayó a la zurda de Silva.

El partido estaba para la goleada valencianista cuando el portero César salió del área para ayudar a Alexis en una disputa con Nilmar. O el portero no avisó al defensa o éste no se dio por aludido. El caso es que Alexis tocó de cabeza y el balón pasó por encima de César aprovechándose del regalo Nilmar.

Mestalla se enfadó con Emery cuando el técnico suplió a Banega por Marchena. Cambio defensivo que precedió a una jugada preciosa en el pase de Mata, la dejada de Villa y el cambio del balón de pie de Silva que atrapó Diego López. Pero luego marcó Villa, su 14º tanto, y el público disfrutó por fin.

Villa logró dos de los tantos del Valencia.
Villa logró dos de los tantos del Valencia.EFE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS