Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Lagun Aro se queda sin aliento

Un horrible tercer cuarto le deja sin plaza para la Copa del Rey en Bilbao

El Ayuda en Acción Fuenlabrada inoculó una fuerte dosis de realidad al Lagun Aro y, tras ganarle de forma contundente, cercenó cualquier opción del equipo donostiarra de jugar la próxima edición de la Copa del Rey en Bilbao. Si bien es cierto que ganar un partido, y aun más a domicilio, en la Liga ACB es, de salida, una empresa complicada, la tarea del equipo ayer visitante era asequible sobre el papel: un triunfo por dos o más puntos de diferencia le situaban automáticamente en la cita copera, sueño e hito histórico a la vez para el cuadro guipuzcoano. Tenían que ganar en el feudo de un equipo que acumulaba seis derrotas seguidas en casa, a una de su particular máximo registro negativo. Perdieron por 16 tantos tras naufragar en un tercer cuarto devastador para sus intereses. Las razones de la debacle son cuantificables: Un 15 a 0 de parcial en el mencionado tercer cuarto con 15 puntos del imparable escolta estadounidense del Fuenlabrada y máximo anotador de la competición Gerald Fitch, los 17 triples convertidos por los locales con un porcentaje de acierto cercano al 50 por ciento y, en menor medida, un pobre balance de tiros libres anotados. Con un 34 a 38 en el luminoso se marchaban los equipos al descanso; diez minutos después un 64 a 48 dejaba el partido visto para sentencia. Por delante y por detrás de ese nefasto episodio, el equipo dirigido por Pablo Laso hizo las cosas razonablemente bien; aguantó el fuerte y habitual inicio del Fuenlabrada en su feudo, propuso una defensa que sin ser perfecta empequeñeció al plantel de Salva Maldonado (debutó con éxito en casa como entrenador), el escolta alemán Jason Detrick y los aleros estadounidenses y polaco Andy Panko, Antwain Barbour y Michal Ignerski anotaban con regularidad, dominaban el rebote y, lo más importante, el Lagun Aro daba sensación de superioridad.

FUENLABRADA, 86; LAGUN ARO 70

Fuenlabrada: Mainoldi (18), Thomas (13), Sandes (2), Fitch (24), Berzins (0) -equipo inicial-; Antelo (0), Laviña (6), Colom (0), Burstein (13), Cortaberria (0) y Txiskivili (10).

Lagun Aro: Sánchez (4), Panko (10), Detrick (6), Ignerski (13), Doblas (3) -equipo inicial-; Hopkins (5), Uriz (4), Miralles (7), Barbour (13) y López Vinuesa (5).

Árbitros: Bertrán, Fernández y Cortés.

Fernando Martín. 4.730 espectadores.

Y en éstas apareció Fitch, muy bien secundado por su compañeros, y ganó el pique suicida al que entró su amigo Barbour. El primero lo anotaba todo, el segundo intentaba tiros imposibles que casi siempre erraba. Una mínima vuelta de tuerca defensiva otorgó a los visitantes una pequeña opción, ya que con un 0 a 8 de parcial el minuto 33 aún había partido (64-54), pero fue una efímera ilusión.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.