TENIS

Verdasco gana sin despeinarse

La baja de Tsonga allana el camino del madrileño hacia el Masters de Londres

No podía despeinarse porque lucía una gorra blanca, como su pantalón, que lo impedía. Pero tampoco tuvo muchas ocasiones para hacerlo. A Fernando Verdasco (número 8 de la ATP) no se le movió un pelo del sitio. El madrileño, toda una exhibición de poderío físico al lado de su rival, de piernas delgadísimas como dos alambres, ventiló su debut en la primera ronda del Open 500 de tenis Valencia en poco más de un set. Venció 6-1, 0-1 a un Óscar Hernández, con molestias en la espalda, que optó por retirarse.

Dijo Verdasco que le hubiera gustado jugar todo el partido. Y ganarlo, claro. Valencia le ofrece posibilidades preciosas. Más, cuando Tsonga (9), tuvo que retirarse también ayer por unos dolores en la muñeca. De cómo avance el jugador español en este torneo depende su presencia en el Master de Londres. Y, aunque agradeció la baja del francés, prefiere centrarse en sí mismo: "Sigo en la competición y sólo pienso en clasificarme por méritos propios", aseguró tras su partida. "Tener un torneo en España prácticamente a final de temporada es importantísimo. Debo intentar aprovecharlo. Es un torneo que reparte muchos puntos", añadió.

Más información
Ferrero cae en Valencia ante un desconocido

Verdasco, cuya partido fue tan poco exigido que el público casi ni aplaudía su juego, afirmó haberse sentido muy bien el poco tiempo que estuvo en pista. "Este tipo de pistas me gusta. Es la misma que la del Masters de Madrid del año pasado y que la de Kuala Lumpur. Esta es bastante lenta y la bola agarra bastante bien", zanjó. Se le notaba cómodo. Tranquilo. Ni una muestra de agotamiento.

Tan tranquilo como él estaba el equipo de la organización, que tras una jornada, la del martes, que finalizó al borde la medianoche, veía la velada despejada tras dos abandonos. La sorpresa de la tarde fue la retirada de uno de los favoritos. Tsonga tuvo que dejar la pista cuando el marcador reflejaba un 6-7 (3), 6-0 y 3-0 a favor de Youznhy, que jugará el primer partido de hoy contra Cuevas, el verdugo de Ferrero en la primera ronda.

La jornada se completó con el enfrentamiento entre Monfils y García-López, que se saldó a favor del español por 6-2, 7-5. Feliciano López, por su parte, solventó sin problemas su duelo ante Alberto Martín en dos sets (7-5 y 6-3) y se medirá hoy a Tommy Robredo en busca de una plaza en los cuartos de final. También venció el francés Gilles Simon (6-4, 4-6, 6-3) a Kunitsyn. Tipsarevic venció (6-4, 6-3) a Hanescu.

La jornada de hoy depara grandes citas: Davydenko, que juega contra Mónaco, será el plato fuerte de la mañana. Tras éstos jugarán Robredo y Feliciano; y Verdasco contra Tipsarevic. Y el Ágora estrenará sus partidos nocturnos con un Murray-Mayer y un Montañés-Ferrer, que tiene molestias en los isquiotibiales pero tratará de pasar la eliminatoria, para cerrar el día. El lleno está asegurado. Casi todas las entradas para los encuentros de cuartos, las semifinales y la final del domingo están agotadas.

No habrá pérdidas

Antonio Martínez Cascales, director del torneo, está contento. "Muy contento". Su estado de ánimo, explica, lo marca la asistencia de público. Y esta tarde la pista está llena. El fin de semana unas 14.000 personas visitaron el recinto según la Policía", asegura. El torneo que él y el tenista Juan Carlos Ferrero impulsaron en 2003, con el apoyo de la Generalitat, parece marchar viento en popa. "En los últimos años se ha ganado un poco, pero no ha dado para amortizar lo invertido en la compra de los derechos del torneo". Martínez Cascales es el entrenador de Juan Carlos Ferrero, uno de los dueños de los derechos junto a David Ferrer. Es un caso atípico, por la asociación de los dos tenistas. Pero no tan extraño: Djokovic tiene los derechos del torneo de Belgrado, por ejemplo. Los impulsores del torneo creen que no van a tener pérdidas, a pesar del salto cualitativo dado esta edición y por los tiempos que corren. De unos costes en torno a los 1,6 millones, cuando se celebraba en el Club de Tenis Valencia, han pasado a 6,5 al recibir la categoría de Open 500: "Nos concedieron el torneo por el proyecto, por el Ágora", reconoce. "Si no fuera por las instituciones esta edición no se podría haber hecho", añade. La Generalitat, patrocinador principal, aporta el 45% del presupuesto.

El jugador español, durante su partido ante Óscar Hernández
El jugador español, durante su partido ante Óscar HernándezEFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS