FÓRMULA 1

Alonso no correrá en Ferrari para el GP de Italia

El acuerdo llegaría, como mínimo, en 2010 aunque la 'Repubblica' italiana asegura un vínculo para la próxima carrera

Los culebrones de verano no son sólo para el fútbol. La fórmula uno tiene un filón de noticias interminable cuyas partes alimentan a base de silencios: el tandem Ferrari-Alonso. Todo vale, incluso el lenguaje no verbal. Una sonrisa irónica, un gesto malinterpretado, una declaración sacada de contexto. Cualquier indicio que apoye el argumento o la línea del artículo es oro para vender. Y en el caso del asturiano, tan adepto a las ambigüedades, y de la Scuderia, que se ampara en su leyenda para descolgarse de cualquier rumor esté o no infundado, ese oro es de 18 quilates. Todo apunta a que el español vestirá de rojo en 2010. Pero el mismo panorama se vivía a finales de 2008, justo antes de que Montezemolo ratificara a Massa y Raikkonen en Ferrari un año más y Briatore aplaudiera una demora en la salida de Alonso de Renault. Misma fecha, mismo gran premio: Italia, la casa de Ferrari. El lugar más idílico. El escenario ideal donde la Repubblica quiere ver a Alonso de la mano a Montezemolo .

Más información
La prensa coloca a Alonso en Ferrari antes de Monza
La FIA investiga la victoria de Alonso en Singapur

Sin citar fuentes, ni firmar la noticia, ni parafrasear a los anunciantes del traspaso, el diario italiano filtra el rumor de que Alonso correrá en Ferrari, no ya en 2010 ni en 2011, sino ya, en el próximo gran premio. En menos de dos semanas. El rendimiento de Luca Badoer, sustituto de Felipe Massa ha sido tan escaso que la firma italiana ha acelerado su reemplazo, y el rotativo se lanza sin fuentes para descartar Marc Gené e incluso desbancar a Felipe Massa antes de su regreso para dar la bienvenida a Alonso días antes de la próxima carrera. La incongruencia va aún más lejos. La vacante de Alonso en Renault sería reemplazada por Robert Kubica, actual piloto de BMW, que, según el periódico, se encuentra "en una escudería en dimisión", en alusión al posible abandono de la F-1.

Si en Monza se anuncia algo, además de una coalición Ferrari-Santander, será un acuerdo de Fernando con Ferrari para 2011, ni siquiera para 2010. Si el rumor de que dicho acuerdo llegará en 2010 se convierte finalmente en noticia, la escudería del cavallino se guardará las cartas, como mínimo, hasta final de temporada. Todavía quedan carreras por concluir y muchos puntos que ganar antes de que acabe el año, por lo que la posibilidad de ver a Alonso en el cokpit del F60 es imposible. "Mi criterio al respecto es que correrá con Ferrari en 2010. Pero ya hay mucha gente que empieza a creer que Ferrari no va a poder resolver los problemas contractuales con sus dos pilotos", ha destacado Manel Serras en su entrevista digital.

Raikkonen tiene un vínculo contractual con el equipo hasta finales de 2010, al igual que su compañero Felipe Massa, ahora ausente tras el accidente sufrido en Hungría. Si Ferrari rescindiera alguno de los contratos, debería abonar finiquitos millonarios, descolgaría la parrilla dejando huérfanos de equipo a Kimi o Felipe y obligaría al resto a recomponer filas, readaptar los coches a los nuevos corredores y rehacer estrategias de cara al final de temporada.

Además, cada escudería cuenta con patrocinadores que, en el caso de Renault con ING, dependen casi directamente de la presencia de Fernando Alonso en el equipo. Una salida hipotética del asturiano desbarataría los objetivos comerciales del banco. Sería un total suicidio para la escudería, cuyo patrón, Flavio Briatore se siente insultado cada vez que le hablan de un posible traspaso de Alonso antes de la finalización de su contrato.

Escucha la entrevista de Fernando Alonso, ayer, en el Larguero

El piloto español camina hacia el <i>box</i> tras el abandono de ayer
El piloto español camina hacia el <i>box</i> tras el abandono de ayerAP

Fisichella sigue siendo parte de Force India

El propietario de la escudería Force India, Vijay Mallya, ha asegurado que por el momento no han existido contactos con Ferrari de cara a un posible acuerdo para que el italiano Giancarlo Fisichella se convierta en el sustituto de Luca Badoer en el próximo Gran Premio de Italia y hasta la recuperación del brasileño Felipe Massa. Fisichella, que ayer daba la sorpresa subiéndose al segundo peldaño del podio en Spa, aparece en todas las quinielas para sustituir en la próxima prueba de Monza a Badoer, que en las dos carreras en las que ha reemplazado al brasileño ha quedado último, dejando muy mala imagen y siendo muy criticado por la prensa italiana.

Sin embargo, de momento, el jefe de Force India niega esta posibilidad. "No puedo decir nada más que Ferrari no se ha dirigido a mí, que Fisichella no se ha dirigido a mí y que su manager tampoco se ha dirigido a mí. Son todo especulaciones", afirmó Mallya, según recoge Autosport.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS