AUTOMOVILISMO | FÓRMULA UNO

Adrian Newey vuelve a acertar

Los Red Bull dominan las tandas y sitúan a Vettel al frente de la parrilla

A medida que avanza el campeonato, los Brawn GP encuentran más dificultades para seguir imponiendo su dominio. Ellos siguen siendo los grandes favoritos para alcanzar el título mundial. Sin embargo, los diseños de Adrian Newey están dando alas a los dos Red Bull que en un circuito rápido como el de Silverstone dominaron todas las tandas. El alemán Sebastian Vettel logró de nuevo la pole position y es la tercera vez que lo consigue esta temporada. Y su compañero de equipo, el australiano Marc Webber -perjudicado en su vuelta rápida por Raikkonen-, ocupó la tercera posición, superado sólo por Rubens Barrichello, que saldrá en la primera línea. Button, en cambio, ocupó la sexta posición, mientras que Fernando Alonso saldrá décimo.

Más información

El trabajo del ingeniero Newey no pasa desapercibido. No incorporó el doble difusor hasta el Gran Premio de Montecarlo, pero a partir de ahí no ha parado de evolucionar un coche que ya habíha sido creado para ganar desde su misma concepción. El Red Bull fue el único monoplaza de los que utilizaban difusor convencional capaz de luchar con el doble difusor de los Brawn en las primeras carreras del campeonato. Y ahora sus evoluciones son constantes. En Silverstone el coche presenta un nuevo difusor mejorado, las suspensiones traseras retocadas y un morro modificado. El coche vuela. "Es más rápido que nosotros", aseguró ayer el propio Jenson Button, líder del Mundial.

Vettel se ha convertido en el máximo candidato a ganar la que podría ser la última carrera de F-1 de Silverstone. Pero la diferencia entre su coche y los Brawn GP tampoco es tan importante como para poder ir restando los puntos que le ha ganado Button en las primeras carreras del campeonato. El piloto británico, héroe en su país, especialmente tras los últimos desastres de McLaren y de Lewis Hamilton que no logró superar la primera tanda al perder su último intento por culpa de un accidente, lleva 32 puntos a Vettel... algo más que tres carreras de ventaja. Y, aparentemente al menos, el alemán parece el único que está en condiciones de disputarle la corona.

La clasificación volvió a dejar claro que las grandes escuderías están sufriendo mucho más de lo previsible. Ferrari colocó su mejor coche en la novena posición -Raikkonen-, mientras que McLaren no logró sobrepasar la 13ª plaza, con Kovalainen, mientras que Hamilton, el actual campeón mundial, partirá de la 19ª posición. Fernando Alonso, por su parte, tuvo que sudar para entrar en la Q3 porque su Renault no da ya para más. "Necesitamos ir mejorando cosas porque desde Bahrein no hemos realizado ninguna evolución importante", repitió el piloto asturiano. "Sin embargo, estoy contento de lo que estoy consiguiendo. Cada vez me noto mejor piloto, porque soy capaz de cuidar mucho más los pequeños detalles y ganar ahí algunas décimas. Pero es evidente que este año todo va al revés: veo a Kubica, Massa, Hamilton y Kovalainen por detrás, a Trulli y Nakajima por delante. Y yo me mantengo siempre entre el séptimo y el décimo. Soy muy regular. Y lo demuestro manteniendo una superioridad notable respecto a mi compañero de equipo. De acuerdo, acabo octavo o noveno y no sirve para nada. Pero a mi me enorgullece lo que estoy haciendo".

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50