Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TENIS | ROLAND GARROS

Soderling es una apisonadora

El sueco que eliminó a Nadal, ya está en semifinales tras derrotar a Nicolay Davydenko (6-1, 6-3 y 6-1)

Siga el día a día en nuestro especial Roland Garros

Después de derrotar a Rafael Nadal en Roland Garros no hay nada imposible. Lo sabe Robin Soderling, su verdugo, y se lo dice Bjorn Borg, el hombre de hielo que dominó con mano de hierro el torneo parisino: "La victoria de Robin ante Nadal es una hazaña. Si puedes derrotar a Nadal sobre tierra en París, entonces le puedes ganar a quien cojones quieras. Es una hazaña, la mayor heroicidad que se puede hacer en el tenis ahora mismo", declaró el genio sueco al diario Expressen . Soderling juega sin frenos: acaba de hacer trizas a Nicolay Davydenko (6-1, 6-3 y 6-1), y ya está en las semifinales del torneo.

El juego ante el que Nadal no tuvo respuesta dejó mudo a Davydenko, el hombre señalado por Roger Federer como finalista de ese lado del cuadro. El ruso, un tenista duro de pelar, de los que conocen cada recoveco del juego, intentó imponer su capacidad de recuperación sobre el espídico sueco. El primer set del partido fue en sí mismo un resumen del fracaso de su propuesta: tuvo dos pelotas de break en el primer juego, las perdió y sólo vio pasar poco más de 20 minutos antes de ceder la manga por 6-1. Davydenko, un especialista reputadísimo, dos veces semifinalista de Roland Garros, sólo se apuntó cinco juegos en todo el partido. Duro el asunto menos de dos horas, cuando el ruso es un tipo duro. Todo un aviso.

Soderling recuerda al holandés Martin Verkerk finalista en 2003. Un tenista viviendo sus dos grandes semanas, inspirado, feliz y absolutamente liberado, dispuesto a todo y contra todos, peligroso. Su ventaja va más allá de lo poderoso de su saque y de lo claro de sus ideas, el librillo de la pista rápida aplicado con agresividad inusitada sobre tierra. Está fresco de cabeza, que dicen los tenistas. Nunca ha vivido el desgaste de sentirse exigido desde fuera antes de un torneo. Hace años que Roland Garros no está tan abierto. Y Soderling está de caza.

Safina y Cibulkova, en semifinales

La tenista rusa Dinara Safina se convirtió en la primera semifinalista del torneo de Roland Garros, segundo 'Grand Slam' del año, al remontar ante la bielorrusa Victoria Azarenka. La número uno del mundo sufrió mucho y perdió los nervios por lo que estrelló en varias ocasiones su raqueta contra el suelo, pero terminó tirando de experiencia para imponerse por 1-6, 6-4 y 6-2 después de una hora y 52 minutos de juego.

En otro de los encuentros de cuartos, a eslovaca Dominika Cibulkova, 19 del mundo,

noqueó hoy a la rusa Maria Sharapova por 6-0 y 6-2, en 65 minutos, y alcanzó las semifinales de Roland Garros por primera vez en su carrera, su mejor ronda en un Grand Slam. Cibulkova llegó a tener una ventaja de 6-0, 5-0 y su primera bola de partido, pero Sharapova salvó ésta y otras tres más en último juego del duelo.

González, próximo rival del sueco

El próximo rival de Soderling será el chileno Fernando González, que ha confirmado sus buenas sensaciones sobre tierra batida y se ha clasificado por primera vez en su carrera para las semifinales de Roland Garros al superar al escocés Andy Murray, número tres del mundo. El sudamericano, vencedor en Viña del Mar y semifinalista en el Conde de Godó y el Masters 1.000 de Roma, ha conseguido al fin brillar en París tras colarse entre los cuatro mejores del torneo a costa del británico, al que doblegó por 6-3, 3-6, 6-0 y 6-4.

González, finalista en el Abierto de Australia en 2007, tiró de su prodigiosa derecha para hacer daño a un Murray que sobre arcilla sigue lejos de su nivel en otras superficies a pesar de la mejoría que ha experimentado bajo la tutela de Alex Corretja. El vigente subcampeón olímpico, impecable con su saque, tomó la iniciativa en los primeros compases y se recuperó de la pérdida de la segunda manga, endosando un ''rosco'' en el tercer set.

El último parcial fue el de mayor calidad tenística, con mucha igualdad hasta que González logró el primer break en el octavo juego. El de Santiago servía para ganar cuando Murray ''resucitó'' y recuperando su derecha le devolvió el break, aunque su reacción fue insuficiente para impedir que el chileno se llevara el triunfo con su siguiente resto.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información