Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | ATLÉTICO DE MADRID

Aguirre: "Necesitamos mejorar urgentemente en el juego"

El entrenador rojiblanco encara la Copa del Rey con optimismo y asegura que "tenemos opciones de llevarnos el título"

El mexicano Javier Aguirre, entrenador del Atlético de Madrid, ha admitido que su equipo necesita mejorar su juego "urgentemente" y considera que la Copa del Rey, en la que mañana debuta esta temporada contra el Orihuela, es un torneo en el que ve "posibilidades reales" de aspirar al título. El técnico, que conoce "perfectamente" a su próximo rival, ha afirmado que el conjunto rojiblanco viaja a Alicante "con toda la seriedad del mundo y con toda la ilusión de ganar de una vez por todas", después de cinco partidos consecutivos sin conseguir la victoria. "El año pasado, en la Copa nos ganó el campeón, el Valencia. Allá con diez fue complicado y aquí el 3-2 no nos alcanzó. Es un torneo que le vemos posibilidades reales de aspirar a él, porque quedamos 32 equipos, tenemos una plantilla que tiene ganas de hacer una buena Copa y tenemos legítimas aspiraciones, como todos los demás".

"Es un torneo a ida y vuelta y puede pasar cualquier cosa. Espero que no cometamos el error del año pasado o del domingo de quedarnos con diez. Eso nos costó la Copa la temporada pasada. Una expulsión al minuto 30 en Valencia fue remar contracorriente", ha reconocido. El Atlético también se quedó con diez el pasado domingo en Villarreal por la expulsión de Éver Banega. "Justificación no tenía. Él cometió un error, lo sabe y pidió disculpas al grupo y a mí. Está apenado, pero no hay que darle más vueltas. Está claro que evidentemente condicionó el resultado", ha recordado. "Es joven, es un buen muchacho, un buen pelotero y un gran futbolista. A mí Banega me ha sorprendido gratamente por su manejo. Es joven y aprenderá seguramente de sus errores, como todos los que estamos en este negocio. El que cree que no tiene errores está mal", ha explicado el técnico, que esperó que su equipo no cometa "esas desconcentraciones".

"Hemos mejorado en balón detenido ofensivo y defensivo y ahora necesitamos mejorar urgentemente en el juego", ha avisado el entrenador, que consideró que el empate en El Madrigal fue "un punto importante de inflexión en el ánimo del equipo, que estaba muy golpeado". Y ha recordado que el Atlético "necesitaba esa reacción". "Necesitaban ellos mismos, dentro del terreno de juego, tomar decisiones, creerse capaces, no perder la confianza... Y creo que ese pírrico punto, que no nos sirve de mucho, queda aparcado en función a lo que se logró en el seno del grupo y de la autoestima", ha apuntado. "Eso viene bien y estoy seguro de que lo reforzaremos paulatinamente en el devenir de las semanas. Ojalá podamos seguir recortando distancias con los líderes. Ellos tienen muchos enfrentamientos directos y a ver si somos capaces de recortar lo antes posible esa distancia", ha deseado.

También fue preguntado si tuvo la sensación, cuando su equipo perdía 4-2 en Villarreal, que su etapa en el Atlético se acababa. "Siempre digo que el partido dura noventa y tantos minutos y luego las consecuencias del empate, la victoria o la derrota son durante la semana. Solamente pienso en el partido en ese momento", ha explicado. "Una vez termina el partido pienso qué voy a decirle a la prensa, a tal o cual jugador y qué debo entrenar para el siguiente rival. Luego pongo en orden las ideas y a veces pienso en mi futuro, pero en ese momento no pensé más que en cómo salvar ese partido", ha agregado.

Enrique Cerezo, presidente del Atlético, afirmó ayer que a lo mejor el equipo ganaba ahora ocho encuentros seguidos y se situaba arriba en la clasificación. "El presidente es la cabeza visible de nuestro proyecto y nos contagia siempre su optimismo. Ojalá podamos ser tan optimistas y que nos vaya muy bien", ha valorado. Aguirre también ha hablado de las últimas quejas del Real Madrid por las actuaciones de los árbitros. "Yo, especialmente, soy reacio y de hecho me niego rotundamente a hablar de los árbitros. Su labor es complicada. Hay intención buena, luego, como nosotros, son trabajadores y en ese trabajo cometemos errores", ha analizado. "El error es inherente al ser humano. Que un línea no pueda ver cuándo sale la pelota es normal. Hay que ayudarles y hay que darles todos los elementos para que puedan ejercer bien su trabajo. Nosotros, desde luego, lo ideal sería dejarles trabajar", ha continuado.

"Llevo siete temporadas en España y ha habido quejas de muchos equipos, pero ahora, al venir de un equipo grande, quizá la repercusión sea mayor, pero la verdad es que no les dejamos en paz nunca. Pasa en todos los lados, porque veo partidos de otros países y los están machacando permanentemente", ha explicado. "Pienso que hay buen nivel en el arbitraje español. Hay errores, sí, también en la dirección técnica de los equipos, en las definiciones o en las notas deportivas. Los hay en todas partes. Pero yo, especialmente, mi ética profesional y mi política es no meterme con ellos y la del Atlético de Madrid también".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.