Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | VALENCIA

Cañizares se desvincula del Valencia

El guardameta llega un acuerdo con el club por el que se rescinde su contrato en junio

El portero del Valencia, Santiago Cañizares, el "dragón" para Claudio Ranieri, su primer técnico en el club, se ha despedido del que ha sido su equipo en la última década con un palmarés sin precedentes en lo colectivo y en lo personal y con el sabor agrio que le han dejado los cuatro meses que vivió en el ostracismo durante la etapa de Ronald Koeman como entrenador. Cañizares ha alcanzado hoy un acuerdo para dejar el club en el que ha jugado durante la última década, en el que ha ganado títulos en España y en Europa, ha sido llamado con frecuencia para jugar con la selección española y ha obtenido varios trofeos como mejor portero del fútbol español.

El portero, que se dio a conocer en el grupo que ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona, en 1992, nació hace 38 años en Puertollano (Ciudad Real) y hace una década, con 28, decidió dejar un Real Madrid campeón para incorporarse al proyecto de un Valencia en fase de reconstrucción. Para ello, salió de un club con el que había ganado ligas españolas y la Liga de Campeones con la intención de afrontar una experiencia nueva y sin saber que iba a convertirse en el mejor guardameta de la historia de un club por el que habían pasado buena parte de los grandes porteros de la historia del fútbol español.

Por éxitos y por número de partidos jugados Cañizares encabeza una lista de grandes porteros en la que también están los vascos Ignacio Eizaguirre, Andoni Zubizarreta o José Manuel Otxotorena, así como José Manuel Sempere, Ángel Abelardo, Enrique Martín "Quique", José Manuel Pesudo o José Luis Fernández Manzanedo, entre otros. Cañizares se despide del Valencia con la Copa del Rey de 1999, las ligas de 2002 y 2004, año éste en el que también ganó la Copa de la UEFA y la Supercopa de Europa. Además, jugó dos finales, que perdió, de la Liga de Campeones, en 2000 y 2001, año en el que fue elegido mejor portero de la competición.

En su palmarés particular, como jugador del Valencia logró tres (2001, 2002 y 2004) de sus cuatro trofeos Zamora y completó una serie de 46 partidos con la selección española con la que acudió a tres campeonatos del Mundo. Nadie puede negar que ha dado un colorido especial al Valencia de la última década, con la toalla roja que siempre dejaba junto a la red de la portería, pero sobre todo con el tinte cambiante de su pelo y con las variaciones constantes en el color de las camisetas que usaba y que variaba en función de unos códigos personales muy asentados. Su arma secreta estuvo en los penaltis, ya que nada menos que uno de cada tres lanzamientos que recibió como guardameta del Valencia no acabó en gol, un registro muy superior a la media habitual en el fútbol de máximo nivel.

Sabía parar, pero también sabía provocar el error y entre los que lo han sufrido desde los once metros se encuentran figuras de la talla de Juan Román Riquelme, Zinedine Zidane o Ronaldo, así como futbolistas como el alemán Mehmet Scholl, Ismael Urzáiz o el brasileño Djalminha. Titular durante esta década por delante de los otros porteros que tuvo el club, tan sólo el valenciano Andrés Palop fue una alternativa consistente a Cañizares, quien, en la mayoría de las ocasiones, fue el elegido para ocupar la portería valencianista. Así lo decidieron los técnicos con los que trabajó en el Valencia como Claudio Ranieri, Héctor Cúper, Rafa Benítez o Quique Sánchez Flores, que tuvieron tanta confianza en él como desconfianza mostró el penúltimo con el que le ha tocado estar, Ronald Koeman, quien el pasado 18 de diciembre le comunicó formalmente que no iba a volver a jugar en el equipo mientras él fuera entrenador.

Así fue hasta que Koeman fue destituido, ya que con la llegada de Salvador González ''Voro'', el portero, David Albelda y Miguel Ángel Angulo volvieron a las convocatorias y Cañizares volvió a defender la meta del Valencia en el partido de Liga ante el Osasuna, tras la lesión de Timo Hildebrand. Tras acordar hoy la rescisión de su contrato, Cañizares dispondrá de la oportunidad de despedirse de una afición que lo ha idolatrado, ya que Voro anunció hoy que si esta en condiciones, el jugador será titular en el último partido de Liga, que el Valencia jugará este domingo en Mestalla ante el Atlético de Madrid.

Los rectores del Valencia ha alcanzado un acuerdo con el portero Santiago Cañizares por el que se rescinde, a partir del próximo lunes 19 de mayo, su contrato con la entidad, que se prolongaba hasta final de la próxima temporada, según ha confirmado el club en su sitio web. El presidente del Valencia, Agustín Morera, no se ha querido despedir de él con malas palabras y ha querido agradecer la predisposición del jugador y sus representantes para llegar a un acuerdo. "Quiero agradecerle todo el tiempo que lleva en el Valencia", ha añadido. Morera ha destacado que el guardameta "ha sido y es un icono del club y se le desea toda la suerte del mundo". "Esperamos que el domingo, si sale a jugar, pueda despedirse de la gran afición que tenemos porque se merece todo el respeto". El presidente ha reconocido que le hubiera gustado acabar de otra forma pero "se merece salir del Valencia por la puerta grande".