Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MANCHESTER 1 - BARCELONA 0 | FÚTBOL | LIGA DE CAMPEONES

Del gol de Belletti al pase de Zambrotta

El error del lateral italiano marca el destino del Barça en Old Trafford

Un mal centro de Belletti le dio su segunda Copa de Europa al Barcelona hace dos años ante el Arsenal. Anoche, un mal despeje de Zambrotta en Old Trafford se convirtió en una asistencia que aprovechó Paul Scholes para aniquilar de un zapatazo los sueños del Barcelona. El once de Rijkaard se sorprendió tanto de la eficacia rival como de su incapacidad para generar problemas al rival y se perdió en el camino a la final de Moscú. La primera vez que el Manchester tiró a puerta en la eliminatoria falló Cristiano Ronaldo un penalti en el Camp Nou; la segunda oportunidad que le concedió el Barcelona, la clavó por la escuadra el capitán, seguramente algo más que un futbolista para la hinchada del United.

Exigido a conseguir lo que no habían logrado los once equipos que habían visitado Old Trafford anteriormente, es decir, ganar o empatar, compareció el Barça en el Teatro de los Sueños e Manchester.Aún siendo consciente de que el United sólo había encajado un gol en sus cinco partidos en casa en lo que va de la Champions League, Rijkaard prefirió control a remate, así que apostó por Iniesta antes que por Henry. Llamado a marcar las diferencias cuando se le fichó del Arsenal el pasado verano, Tití se quedó en el banquillo en el partido más importante del año. El francés compareció en escena en el minuto 60 y remató de cabeza en el 77, malogrando una ocasión clara. Van der Sar apenas sí fue exigido en el minuto 14, cuando metió una buena mano a disparo de Messi y otra para rechazar un disparo de Touré. Henry ha marcado tres goles este año en la Champions y Eto'o uno, el 12 de diciembre contra el Stuttgart; ayer el camerunés no tuvo ni opción de disparar a puerta, así que terminó sustituido por Bojan.

En el cajón de la memoria guarda el barcelonismo los goles de Pichi Alonso contra el Goteborg que llevaron a la final de Sevilla contra el Steaua; el gol de Bakero en Kaiserslautern que acercó a Wembley de milagro o el de Giuly en Milan, para jugar en París. Goles que no dieron el título pero sí permitieron jugar la final. Ayer, el Barcelona necesitaba quien le firmara un gol en Manchester para el libro de su épica, pero no apareció nadie para aliviar la faena; muy al contrario, Zambrotta despejó mal, Touré se precipitó en la basculación, Xavi no tapó a Scholes y a Moscú irá el United, sencillamente porque Valdés encajó un gol y el Barcelona perdió el primer partido ?y el último? en esta Champions.

A Scholes le bastó con la asistencia de Zambrotta, seguramente el mejor jugador en el partido de ida. El lateral cometió anoche un fallo que le perseguirá siempre. Belletti, otro lateral, se acordará toda la vida del gol en París como Zambrotta del mal rechace ayer en Manchester. Un gol o un mal pase separan la gloria del fracaso. Así es la vida en el fútbol de las estrellas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.