Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NATACIÓN

Humanos y delfines, unidos para mejorar la natación

La Universidad de Granada realiza un estudio para mejorar la técnica de los nadadores basada en el movimiento de los animales acuáticos

La tecnología aplicada a la natación podría sugerir un avance en la técnica de los nadadores en competición con el estudio que están llevando a cabo expertos de la Universidad de Granada (UGR) mediante el movimiento de mamíferos acuáticos como los delfines, al descubrir recientemente que la transferencia de energía entre el cuerpo y el agua es similar entre el deportista y este tipo de animales.

El Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada ha acogido las experiencias llevadas a cabo por el Grupo de Investigación Actividad Física y Deportiva en el Medio Ambiente de la UGR, para estudiar el movimiento ondulatorio subacuático y las acciones propulsoras de las manos y los pies. Según ha explicado el profesor encargado del estudio, Raúl Arellano, cuando los nadadores se mueven dentro del agua, las piernas y las manos producen unas estelas o perturbaciones sobre las partículas del agua que son las responsables de que avancemos al nadar. Dicha estela revela que los delfines y los humanos son "muy similares", lo que identificar técnicas para las competiciones y reconocer porque "unos nadan más rápido u otros más lento".

Según Arellano, el modelo de "buen nadador" es aquel que controla sus movimientos para generar unas estelas eficientes, como las que producen los delfines, sin embargo, los estudios también han demostrado que el nadador de alto nivel "no sólo se hace, sino que nace". En este sentido, el deportista dedicado a la natación de competición alberga unas características concretas de flotabilidad y flexibilidad en los tobillos y los hombros que "no todo el mundo puede tener".

Los avances en el área de la natación y las actividades acuáticas han sido discutidas recientemente en el primer seminario "Swimming Science", celebrado en Granada, donde han participado más de cien expertos de todo el mundo, entre ellos, Daniel Daly de la Universidad de Lovaina (Bélgica) o Bodo Ungerescht de la Universidad de Beilifield (Alemania).

"Swimming Science" hace referencia a una red internacional que estudia este deporte desde el punto de vista científico y teórico, en la que se intercambia información entre grupos de investigación de distintas universidades para organizar proyectos conjuntos. Arellano, que ha presidido el comité organizador del evento, ha señalado que el problema con el que ha contado la natación de competición durante mucho tiempo procede del ámbito federativo, ya que "han disociado la natación con la ciencia y la teoría".

Por tanto, el experto ha considerado que esta confusión "ha influido negativamente" en los nadadores españoles, quienes no han contado con el apoyo científico con respecto a otros competidores.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.