Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TENIS

Federer 'rompe' con su entrenador

La decisión del tenista suizo pone fin a una relación de dos años y medio

El suizo Roger Federer, número uno del mundo, ha decidido romper con su entrenador, el australiano Tony Roche, a dos semanas del comienzo de su principal objetivo este año Roland Garros. "Quiero agradecer a Tony todos sus esfuerzos durante estos últimos años, en los que he apreciado su trabajo conmigo durante 12 ó 15 semanas por temporada", señala Federer en su página web. "También quiero agradecerle el sacrificio que ha hecho viajando desde tan lejos desde su hogar en Australia y dejando a su familia", añade el jugador.

La decisión parece haber sido mutua y pone fin a una relación de dos años y medio, en la que Federer ha logrado seis de sus diez títulos del Grand Slam. Los últimos resultados de Federer esta temporada, con derrotas en la final de Montecarlo y prematura eliminación en Roma, pueden haber propiciado la decisión del jugador suizo, que este año se había fijado como meta principal, la preparación de la temporada de tierra batida, con final en Roland Garros. Roche había acompañado a Federer durante esta semana en el torneo de Roma, donde fue noqueado por el italiano Filippo Volandri, 53 del mundo.

Esa fue la gota que colmó el vaso de Federer, quien lleva cuatro torneos consecutivos sin lograr un título, su racha más negativa desde que ascendió al puesto de número uno del mundo en febrero del 2004. "No sé que ha funcionado mal", admitió Federer en Roma, "tengo que analizarlo" Roche fue campeón de Roland Garros en 1966 y ha entrenado a otros jugadores como el checo Ivan Lendl, y el australiano Patrick Rafter.

Comenzó con Federer antes del Abierto de Australia en 2005 y su ausencia no será cubierta de inmediato por Federer, quien ha sabido permanecer como número uno y ganando títulos de Grand Slams, sin entrenador. El primero de sus técnicos, Peter Carter, falleció en un accidente de automóvil en 2002. Luego estuvo aconsejado por Peter Lundgren en 2003 y después decidió jugar sin ayuda, lo que no le impidió ganar 11 títulos, incluidos tres grandes.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.