Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL

Maradona evoluciona ''muy favorablemente''

Los médicos auguran una posible salida del ex futbolista para la próxima semana, aunque depende del cuadro clínico que presente

Diego Maradona se encuentra "estable y compensado" y evoluciona "muy favorablemente" del cuadro de intoxicación alcohólica que obligó a internarlo el miércoles por la noche en una clínica de Buenos Aires, según ha informado la pasada madrugada la dirección del sanatorio Güemes en el que está siendo atendido. Tras realizar varios estudios complementarios para saber con certeza el estado físico y clínico del ex futbolista, los resultados han sido favorables y demuestran "una buena evolución".

MÁS INFORMACIÓN

Según el médico, "una vez superado el síndrome de abstinencia se va liberando la medicación para tratar de ver cómo responde el paciente y la tranquilidad que presenta". Asimismo, ha calculado que "dentro de siete días", Maradona podría salir de la clínica, aunque "es algo estimativo, porque en realidad todo va de acuerdo al cuadro del paciente", ha señalado.

"No hay ninguna patología aguda", ha aclarado después el director de la clínica, Héctor Pezzella, en el segundo informe médico difundido en el día sobre la salud del astro. A petición de la familia, el ex futbolista es simultáneamente atendido por un equipo de salud mental como parte del tratamiento. "La desintoxicación tiene un tiempo habitual de 7, 10 o 15 días. La evolución es muy buena, pero no puedo anticiparles un plazo", ha explicado el psiquiatra Carlos Nasef, que agregó que "está sedado, pero colabora con las indicaciones".

Los médicos han reiterado que "no hay indicios" de que Maradona haya consumido drogas, pero reconocieron que los desajustes con la bebida y las comidas pueden perjudicar su salud por la operación de reducción del tamaño del estómago a la que se sometió hace dos años en Colombia.

Maradona "reemplazó una adicción por otra"

Antes, el médico personal de Maradona, Alfredo Cahe, ha destacado que "reemplazó una adicción por otra", en referencia a que dejó el consumo de cocaína pero ahora abusa del alcohol y la comida. En los últimos tiempos, según Cahe, Maradona "estaba muy depresivo por problemas personales. Estaba mal anímicamente por problemas familiares que no voy a considerar, tenía cosas importantes que no podía manejar".

Según versiones periodísticas, el capitán del equipo de Argentina campeón mundial en México en 1986 había tenido un nuevo distanciamiento de su ex esposa Claudia Villafañe, quien en los últimos tiempos había manejado sus intereses comerciales. Villafañe no ha sido vista en el sanatorio y se encontraría en el exterior, informaron medios locales. Son las dos hijas del astro, Dalma y Giannina, quienes están junto a su padre.