Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Motociclismo | Gran Premio de EE UU

Hayden repite triunfo en Laguna Seca, por delante de Pedrosa

Valentino Rossi sufre su tercer abandono de la temporada

El estadounidense Nicky Hayden (Honda RC 211 V) ha vuelto a ganar, por segundo año consecutivo, el Gran Premio de Estados Unidos que se ha disputado este domingo en el circuito de Laguna Seca y en el que uno de sus máximos rivales, el italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1), ha acabado viéndolo desde el muro al tener que retirarse por avería mecánica. El español Daniel Pedrosa (Honda RC 211 V) ha completado una carrera en constante progresión y, dando buena cuenta de no pocos rivales tras hacer una mediocre salida, ha acabado segundo a escasamente tres segundos del vencedor de la prueba.

Como presagiaban las previsiones meteorológicas, la carrera de MotoGP en Laguna Seca ha resultado un auténtico calvario para los pilotos, que han tenido que soportar temperaturas en torno a los 40 grados durante la prueba, con el asfalto a más de 56 grados, lo que ha sido un trabajo adicional y muy duro para los neumáticos y ha condicionado el rendimiento de más de uno.

En la salida, el más rápido fue el autor de la pole position, el australiano Chris Vermeulen, pero tras su estela ya se colocaron Kenny Roberts y Nicky Hayden, que querían ser profetas en su tierra. Hayden tuvo más problemas de los previstos para superar a su compatriota Kenny Roberts, lo que permitió al australiano Chris Vermeulen abrir un hueco de más de dos segundos, pero en el momento en el que el piloto de Kentucky adelantó al californiano (en la novena vuelta) comenzó la caza del fugado, mientras por detrás Dani Pedrosa tenía su particular lucha con el australiano Casey Stoner y el italiano Marco Melandri.

Error de Vermeulen

En la decimoquinta vuelta, un error del piloto australiano Stoner le hizo rodar por los suelos y dejar la tercera plaza cómoda a Pedrosa. Casi al unísono, Toni Elías, se salió en la entrada del sacacorchos a la grava y acabó cayendo, si bien pudo regresar a la carrera a cola de la clasificación de la misma.

Apenas un par de giros después, Vermeulen no pudo aguantar la presión frente al estadounidense Nicky Hayden, que quería volver a ganar en casa, y pasó al australiano con gran facilidad para comenzar a marcar un ritmo que le permitiese consolidar el liderato de la prueba hasta la bajada de la bandera de cuadros.

Rossi en apuros

Valentino Rossi tuvo en esta ocasión bastantes más problemas para superar a sus rivales desde la cuarta línea que ocupó en la parrilla de salida y no fue hasta la vigésima vuelta cuando se colocó cuarto, pero por entonces acumulaba una diferencia negativa de más de ocho segundos respecto de Hayden, prácticamente imposible de enjugar en los doce giros que restaban.

Hayden se consolidó al frente de la prueba, pero Vermeulen no pudo hacer lo mismo con la segunda plaza y en el vigésimoquinto giro, a siete del final, vio como Daniel Pedrosa le superaba con cierta claridad y también abría un pequeño hueco.

No se acabaron ahí los problemas del australiano, quien por detrás tenía nada menos que a un desmelenado Valentino Rossi que quería recortar diferencias a cualquier precio, pero su moto no aguantó el esfuerzo y el motor comenzó a echar un preocupante humo blanco a partir de la vigésimo novena vuelta.

Al final Rossi vio como uno a uno casi todos los pilotos le superaban y aunque intentó seguir, tuvo que acabar apoyando su Yamaha contra un muro a falta de dos vueltas.

Resto de españoles

Carlos Checa fue el segundo de los españoles de la clasificación, con el séptimo lugar, que ocupó en solitario después de defenderse de los ataques de otro español, Toni Elías,que al caer en la zona del sacacorchos se quedó sin opciones de mantenerse entre los diez primeros.

Sete Gibernau no concluyó la carrera como él hubiese querido, se mantuvo casi siempre en mitad del pelotón con su Ducati y, tras los treinta y dos giros previstos, tuvo que dar por bueno el décimo puesto, por detrás de su propio compañero de escudería, el italiano Loris Capirossi, que acabó octavo. El sevillano José Luis Cardoso hizo lo que pudo y se vio beneficiado por algunas de las caídas, para obtener la decimosexta plaza posición, doblegado al final de la prueba por Toni Elías, que le adelantó por muy poco.