Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
JUEGOS OLÍMPICOS DE INVIERNO TURÍN 2006

Alemania acapara los dos primeros oros

El estadounidense Chad Hedrick se proclama campeón olímpico de 5.000 metros de patinaje

El equipo olímpico alemán ha acaparado hoy las dos primeras medallas de oro de los Juegos Olímpicos de Invierno de Turín'06, de las 84 en total que se otorgarán, al imponerse Michael Greis en la prueba individual 20 kilómetros de biatlón y Georg Hettich en la del trampolín normal de combinada nórdica. Por su parte, el estadounidense Chad Hedrick se ha proclamado campeón olímpico de 5.000 metros de patinaje y la canadiense Jennifer Heil ha sido oro en esquí artístico femenino. España, que ha empezado con mal pie, mantiene a cero su casillero de medallas.

En Cesana San Sicario, Greis, militar de 29 años, ha ganado la prueba de biatlón, que combina el esquí de fondo con el tiro, por delante del gran favorito, el noruego Ole Einar Bjoerndalen, plata tras acabar a 16 segundos y después de cometer dos errores con la carabina que le han costado dos minutos de penalización, y del también noruego Halvard Hanevold, bronce a 1:08.9 del ganador. El germano, con una actuación en la que sólo ha fallado uno de los 20 disparos efectuados, ha firmado la primera sorpresa de los Juegos turineses. En la Copa del Mundo de la especialidad, Greis sólo había logrado un triunfo.

Ha doblegado a Bjoerndalen, el biatleta que hace cuatro años en Salt Lake City ganó las cuatro carreras disputadas y que en esta cita buscaba entrar en la historia como el deportista más laureado de la historia de los Juegos invernales y ganar todo lo que estaba en juego. Aún le quedan cuatro carreras más -en Turín son cinco las pruebas- para dejar una profunda huella en estos Juegos. Hanevold, de 36 años, fue el campeón olímpico de esta misma disciplina en 1998, en Nagano (Japón), y hoy ha arrebatado en el último instante el bronce al ruso Sergei Tchepikov, cuando todo el mundo daba por sentado que la tercera plaza era para éste. Su esprint final en solitario le permitía alcanzar, desfondado, el primer podio de los Juegos.

20 disparos en el blanco

El francés Julien Robert, que ha acabado quinto, ha sido el único de los participantes que ha atinado en el blanco los 20 disparos. Poco después, en Pragelato, Georg Hettich ha logrado la segunda sorpresa de los Juegos y la segunda medalla de oro para Alemania al imponerse en la prueba del trampolín normal de combinada nórdica. El alemán ha logrado el triunfo por delante del austríaco Felix Gottwald, plata tras terminar a 9.8 segundos, y el noruego Magnus Moan, tercero a 16.2 y que ha superado en la misma línea de meta y por milímetros a su compatriota Petter Tande. La prueba estaba dividida en dos partes: una de saltos desde el trampolín normal y una de esquí de fondo de 15 kilómetros. En la primera Hettich ha sido el mejor y ha sabido mantener la ventaja con la que comenzó la prueba de fondo para colgarse la segunda medalla de oro para su país.

El gran favorito al triunfo final y esquiador más laureado en la historia de la Copa del Mundo, que ha ganado tres veces, el finlandés Hannu Manninen, ha vuelto a fallar en una gran cita (no cuenta con títulos olímpicos ni mundiales). Esta vez se ha clasificado noveno a 1:35.6 del ganador. Ha acabado los saltos en la octava plaza y en la posterior prueba de fondo nunca ha tenido opciones de remontar. El estadounidense Chad Hedrick se ha proclamado campeón olímpico de la prueba de 5.000 metros de patinaje, en la que el italiano Enrico Fabris, bronce, ha logrado el primer metal para el anfitrión. Hedrick, campeón mundial los dos últimos años, se ha impuesto en la segunda prueba más larga de esta disciplina, por delante del holandés Sven Kramer, plata, y de Fabris.

Las últimas medallas del primer día de competición se han concedido en los baches de esquí artístico femenino, que se disputan en Sauze d'Oulx. Allí, la canadiense Jennifer Heil se ha colgado la medalla de oro al acabar por delante de la noruega Kari Traa, que defendía el título obtenido hace cuatro años en Salt Lake City, y de la francesa Sandra Laoura. La canadiense ya había sido la mejor en la fase clasificatoria y en la final ha cumplido con su papel de favorita.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.