Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Robinho ya es jugador del Real Madrid

El club llega finalmente a un acuerdo con el Santos para el traspaso del jugador brasileño

El Real Madrid y el Santos de Brasil han llegado finalmente a un acuerdo por el que Robson de Souza, Robinho, será jugador del equipo blanco por cinco temporadas. Según ha anunciado el club en su web, Robinho se incorporará a las filas madridistas el 25 de agosto. En su primera entrevista como jugador blanco, concedida al diario AS, el delantero brasileño de 21 ha subrayado que jugar en el equipo blanco era su "sueño", y no en el Arsenal, porque le gusta más el estilo de juego que se practica en España, mientras que la opción de ir al Barcelona "era cosa del año pasado".

El "acuerdo amistoso" entre el Santos, el Real Madrid y Robinho fue sellado la pasada madrugada tras una reunión de casi cinco horas que mantuvieron representantes de las tres partes. "El jugador ha impuesto su inquebrantable voluntad de jugar en el Real Madrid, rechazando ofertas de otros clubes que se han interesado por él en las últimas semanas y la dura postura de los dirigentes del Santos", según reza el comunicado del club. Nada más aterrizar en el aeropuerto de Barajas al término de la gira asiática, el propio vicepresidente del Madrid, Emilio Butragueño, se ha referido a Baptista y Robinho como "dos grandísimos refuerzos que forman una buena base para el equipo".

"Se confirma el fichaje de Robinho y el de Baptista. Éste último si todo va normal se presentará el próximo lunes antes de comer y probablemente a las 13:30 horas. Respecto a Robinho hemos llegado a un acuerdo con el Santos pero no se va a incorporar hasta el día 25 de agosto, porque el club brasileño nos ha pedido que juegue algún partido más para despedirse de la afición", ha precisado Butragueño. El equipo blanco pagó por Robinho hace una semana 24,5 millones de euros, el 60% de la cláusula de rescisión del contrato del jugador, requisito imprescindible para hacerse con los servicios del futbolista. El 40% restante de la cláusula pertenece al jugador y a sus representantes y éstos han renunciado a cobrar ese porcentaje.

Muchos meses de negociaciones

Este acuerdo pone fin a varias semanas de complicadas negociaciones y presiones. El Madrid tenía prácticamente cerrado el fichaje de Robinho desde el pasado mes de noviembre por unos 17 millones de euros. El Santos, además, había dado su consentimiento, pero pidió al jugador que se quedase en el equipo hasta que concluye la Liga y disputase la Copa Libertadores. Después, el club brasileño incumplió el pacto e insistió en que sólo le dejaría marchar al Madrid si se abonaba la cláusula de rescisión de su contrato que concluye al final de la temporada 2006-07.

Esta posición molestó al jugador, que dejó de entrenarse con su equipo desde hace casi un mes. Con esta actitud, Robinho se enfrentó tanto a la directiva del Santos como a sus aficionados, pero los directivos del club insistían en que mientras el ariete de 21 años no abandonara su rebelión no negociarían. En una nota en su página en Internet, el equipo brasileño se da por satisfecho y aclara que el negocio ascendió a 50 millones de dólares, que era el valor previsto por la rescisión del contrato, de los que le corresponden 30 millones de dólares como propietario del 60% de los derechos federativos sobre el jugador.

Por su parte, el jugador, en declaraciones a As, ha señalado: "No ha sido una decisión fácil, pero seguro que es la mejor para todos. No quería irme a Inglaterra porque me va más el estilo de juego y de vida que hay en España. Lo del Barca es cosa del año pasado". "Yo quería jugar en el Real Madrid", ha explicado, para añadir: "No es un tópico. Desde pequeño me maravilló la fama que tenía este club. Y tampoco olvido el equipo que ha hecho estos años. Jugar junto a Zidane, Beckham, Raúl, Casillas, mis compatriotas Ronaldo y Roberto Carlos...".