Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Padilla insiste en que el organismo de Gurpegui generó su alto nivel de nandrolona

El médico del Athletic asegura en El Larguero que el futbolista "es inocente" y que no tomó ninguna sustancia prohibida

El jefe de los Servicios Médicos del Athletic de Bilbao, Sabino Padilla, ha insistido en la inocencia del futbolista Carlos Gurpegui, quien dio positivo por nandrolona en el primer partido de la Liga 2002/03, en septiembre, frente a la Real Sociedad. Casi tres años después, el caso está en la justicia, a la espera del veredicto de la Audiencia Nacional, después de que los organismos deportivos desautorizaran las explicaciones del Athletic.

El club vasco siempre ha argumentado que el jugador generó "endógenamente", en su propio organismo, el alto nivel de nandrolona, cuyo límite permitido por la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) está en 2 nanogramos por mililitro. En aquel partido Gurpegui dio nueve, aunque el contraanálisis posterior lo dejó en 5,4.

El Athletic ve irregular que la comunicación del positivo se retrasara tres meses. Una circunstancia debida a que coincidió con la Vuelta a España y había exceso de trabajo, según el Consejo Superior de Deportes (CSD). La mala noticia para Gurpegui, de 24 años, no llegó hasta noviembre de ese año.

Invitado en el programa El larguero de la Cadena SER, Padilla ha debatido con el especialista en medicina deportiva y temas de dopaje Ignacio Romo, quien discrepa de que el organismo del futbolista haya generado tal cantidad de nandrolona. Además, Romo ha pedido con insistencia que el futbolista sea sometido en condiciones de aislamiento a nuevas pruebas si, como el Athletic asegura, fue su propio cuerpo el que generó el nivel de esta sustancia. Lo que ayudaría a probar su inocencia.

Padilla ha respondido que el Athletic no se ha negado a estas pruebas en aislamiento, pero que pedía además hacer otras, como la capilar, que, no obstante, no reconocen las instituciones deportivas. Esto motivó que no se llegara a un acuerdo con los organismos deportivos y tal comprobación quedara en suspenso.

Prueba capilar

"Nosotros hemos hecho la prueba capilar y ha demostrado que Gurpegui no tomó nandrolona", ha reiterado Padilla. Además, el club vasco se agarra a que en otro partido, en el Bernabéu ante el Madrid, el futbolista volvió a pasar el control y dio negativo. "¿Por que no dio positivo si su organismo genera la sustancia?", se ha preguntado al médico, quien ha respondido que esta situación se ha dado en algunas ocasiones, no siempre.

Sin embargo, Romo ha comparado este caso con dar positivo por alcohol sin haber bebido, es "absurdo". En su opinión, "si el propio jugador crea esos niveles, no debería haber ningún miedo a que se sometiera en condiciones de aislamiento a unos análisis". Este experto ha lamentado que otros deportistas no hayan sido tratados igualmente, como los atletas sancionados Alberto García o Julio Rey, que han tenido que pasar dos años sin competir.

El caso ha tenido además relación con la Federación Española de Fútbol, ya que se insinuó en su momento que si Ángel María Villar, el presidente, salía reelegido, como ocurrió, amnistiaría al jugador. Villar fue jugador del Athletic y el apoyo del club vasco a su reelección se ha visto como un precio a pagar por el perdón a Gurpegui.

El caso ha ido de uno a otro organismo deportivo y al final el Consejo Superior de Deportes negó los argumento del Athletic, que recurrió a la justicia ordinaria. Si la Audiencia Nacional ratifica la sanción, el jugador deberá cumplir los dos años de sanción sin jugar.