Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:

El Valencia se despide de la liga

El Depor ha venciado esta noche en Mestalla (1-2)

Hay veces que la estadística funciona. Mestalla era el campo en el que el Deportivo ha conseguido más victorias en Primera División (8). Y lo sigue siendo, sólo que con una más. El Valencia lo intentó pero, por rachas, se ahoga en su mediocridad. Y eso se paga. Una jugada aislada de Scaloni, un portero excelente y un destello de Tristán acabaron con los argumentos del equipo de Ranieri. Resultado: la Liga se va definitivamente de la capital del Turia.

Partido tranquilo, por no decir aburrido, entre dos equipos a los que les va faltando la tranquilidad y que se ven obligados a mejorar en la segunda vuelta. Momento crucial, el Valencia o sigue la estela de la Liga tras Madrid y Barça o esto definitivamente es cosa de los dos grandes. Algo que no pasa, por cierto, desde hace 8 años; El Deportivo tiene que coger de una vez el tren de Europa o se quedará en el apeadero de la zona templada de la tabla. Esas premisas no han animado a la afición valencianista: tres cuartos del aforo que para Mestalla es una entrada floja.

El Depor mandó un poco más en el inicio. Mejor plantado y con las ideas más claras que los locales. Pero el Valencia se animó pronto con un par de ocasiones. La mejor, un paradón de Mutua a tiro de Corradi en el minuto 22. Se quedó solo y el Uruguayo metió el guante. El italiano Di Vaio ha estado muy activo en toda la primera parte y ha puesto a prueba al portero blanquiazul en varias ocasiones. En la otra portería, el cambio de Palop por Cañizares apenas se ha notado. Las jugadas de gol se han contado con los dedos de una mano y no han sido muy claras. Sólo una, de Scaloni en el último minuto que tras tropezar el Albeada se ha clavado en la escuadra. Uno de esos goles que el tópico llama "psicológicos". Veremos si lo es al final.

Segunda parte

En el minuto 5 de la reanudación Di Vaio (que ya venía avisando) igualó el marcador. Carrera por la derecha de Rufete que el delantero italiano aprovecha en el segundo palo. El gol psicológico del primer tiempo le vino mejor al Valencia. Por lo menos para reaccionar. Y para despertar el partido que cogió más ritmo.

En el minuto 22 Munúa otra vez se lució de nuevo. Esta vez por dos veces ante Di Vaio y Mista (¿Le motivan al uruguayo los minutos 22?). Pero si se trata de clase, hay algunos que la sacan de vez en cuando pero por todo lo alto. Tristán rescató el tarro de la magia para asistir de tacón a Víctor y dejarle solo frente al portero. Balón cruzado del de Getafe y otra vez el Depor arriba. Di Vaio, al que le faltó acierto, se puso como propósito ser el azote de la zaga coruñesa hasta final de partido. Final, en el que Mestalla sacó pañuelos blancos al aire para protestar por enésima vez por la marcha del actual campeón de Liga.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.