Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tribunal Supremo absuelve al fallecido Gil y a Enrique Cerezo

Reduce las condenas por el caso Atlético a un año y medio de cárcel para Miguel Angel Gil Marín y anula la devolución de acciones

El Tribunal Supremo ha absuelto al fallecido Jesús Gil y a su sucesor y actual presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, al estimar que ha prescrito el delito de apropiación indebida de fondos del club, por el que la Audiencia Nacional les condenó a dos y un año de cárcel, respectivamente. Además, ha reducido las condenas establecidas por la Audiencia Nacional por el caso Atlético y ha anulado la obligación de devolución al club de las 236.056 acciones en manos de los imputados.

El Tribunal Supremo mantiene la condena de un año y seis meses para el director general del Atlético de Madrid, Miguel Angel Gil Marín por delito de estafa por simulación de contrato. El Alto Tribunal recuerda que, al haber fallecido Jesús Gil, la otra condena impuesta a éste por la Audiencia, de un año y medio de cárcel por el delito de estafa, lógicamente queda extinguida, pero mantiene que tanto su hijo como el resto de sus herederos deberán pagar al Atlético la deuda que tenía Gil y Gil por importe de unos 16,23 millones de euros (2.700 millones de pesetas).

En relación a la prescripción del delito de apropiación indebida, la sentencia argumenta que se produjo el 30 de junio de 1992, cuando Gil y Gil se hizo con la mayoría de las acciones del Atlético, mientras que la querella de la Fiscalía Anticorrupción se presentó el 19 de julio de 1999, por lo que se excedió el plazo de prescripción de cinco años que lleva aparejado ese delito.