Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camacho: "Yo no entro en un vestuario con un látigo en la mano"

El técnico murciano ha sido presentado como entrenador del Real Madrid, club al que llega "con una ilusión enorme para que el equipo siga siendo un ejemplo mundial"

José Antonio Camacho ha sido presentado hoy en la sala de prensa del Santiago Bernabéu como nuevo entrenador del Real Madrid para las dos próximas temporadas. El técnico murciano dirigirá al club madridista por segunda vez en su trayectoria como entrenador y ha asegurado que llega "con una ilusión enorme para llevar al Real Madrid donde ha estado siempre y debe estar".

Camacho ha dejado el Benfica y llega al Real Madrid con mucha ilusión y con mucho trabajo por delante para recomponer a un equipo totalmente desordenado, desde la cantera a sus grandes estrellas, que se ha dejado escapar los tres títulos a los que aspiraba. "Estoy nuevamente en mi casa, vine cuando era un niño y donde vuelvo siendo un hombre. Voy a trabajar para que el equipo siga siendo un ejemplo mundial. Estoy dispuesto a que no quede ni un minuto de mi tiempo que no esté destinado a trabajar por el equipo para colocarlo donde estaba cuando yo me fui", ha afirmado.

Camacho ha querido dejar claro que no es ningún castigador y que "yo no entro en un vestuario con un látigo en la mano". "Tengo mi manera de ser y soy el primer defensor de los futbolistas. Yo no tengo que decir que voy a ser autoritario. Habrá que ejercer la autoridad conforme a los que se necesita. Cada uno tiene una responsabilidad y yo tengo que sacar el máximo rendimiento a los futbolistas", ha señalado el nuevo entrenador.

Apuntalado el tan traído tema de la autoridad, Camacho ha ido apuntado distintos detalles de su proyecto. Ha descartado hablar de nombres -"Tenemos que ver necesidades del equipo y sus problemas para hablar de refuerzos"-, no ha querido poner ni quitar giras asiáticas -"Hay una fecha clave que es el 11 de agosto (previa de Champions) y seguro que será un rival difícil"- y ha dejado clara su política con respecto a lo de 'Zidanes y Pavones' al afirmar que "hay jugadores cuya clase no se va a discutir. La puerta está abierta para la cantera, pero también hay que llamar a las puertas". Eso sí, se ha alineado con las tesis de Florentino Pérez en alusión a Roberto Carlos y ha sido claro: "En el Madrid no queremos jugadores que no estén al 100% con el club".

Elogios de Florentino

Florentino Pérez, que anunció ayer la destitución de Carlos Queiroz y la llegada de Camacho, ha tenido palabras de elogio para el nuevo entrenador. "Hoy se materializa un deseo profundo y compartido. Hemos fichado a un mito del madridismo y hemos hecho lo que teníamos que hacer para hacer el equipo más fascinante. Confío en su saber, su fuerza y su honestidad y llega en un momento muy especial de su carrera y un momento esencial para el club de su vida", ha afirmado el presidente del Real Madrid.

Camacho ha querido devolver las palabras de agradecimiento de Florentino Pérez y espera responder a lo que parecen ser los deseos de la afición. "Estoy en mi casa. Vengo para trabajar y para mantener el nombre del Real Madrid en lo más alto. El Madrid tiene que salir a ganar todo. Vamos a intentar trabajar para seguir siendo ejemplo en España y en el mundo. Mi objetivo como entrenador es ganar cada partido. Al final tendremos que coger una copa más y, si es posible, dos o tres", ha concluido Camacho.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.