Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ATLETISMO

El español Julio Rey gana el maratón de Hamburgo y Javier Cortés queda segundo

El atleta toledano reaparecía tras dos años de suspensión por dopaje

El atleta toledano Julio Rey ha regresado victorioso a la competición tras dos años de suspensión por dopaje ganando el maratón de Hamburgo con un tiempo de 2.07:46, la tercera mejor marca española de la historia.

Javier Cortés ha redondeado el éxito español en Hamburgo con su segundo puesto y su marca de 2.07:48, cuarto mejor registro español de todos los tiempos.

La carrera femenina la ganó la alemana Sonja Oberren en un tiempo de 2:26:12.

Hasta el km. 30, Rey y Cortés siguieron el ritmo de las "liebres", a tres minutos el kilómetro. El grupo delantero pasó el medio maratón en 1.03:40 y cuando los encargados de lanzar la prueba dieron por acabada su tarea (km. 30) Julio Rey hizo dos kilómetros por debajo de tres minutos y se quedó sólo en cabeza.

Rey redujo su impulso a continuación y eso permitió a Javier Cortés volver a emparejarse con él. Los dos llegaron casi juntos al último kilómetro, en el que un error de la organización obligó a Rey a rectificar su trayectoria, por lo que tuvo que jugarse el triunfo al sprint. El toledano fue dos segundos más rápido que el barcelonés, cuya mejor marca hasta hoy era de 2.08:30.

La marca de Julio Rey rebaja en más de dos minutos el récord anterior del maratón de Hamburgo, que estaba en poder del argentino Antonio Silio desde su victoria en 1995 con 2.09:57.

Julio Rey de Paz, de 29 años, comenzó su calvario el 18 de abril de 1999 cuando, después de clasificarse tercero en el maratón de Rotterdam (Holanda) con una marca de 2.07:37, dio positivo por nandrolona en el control de dopaje. Sus esfuerzos por reivindicar su inocencia fueron inútiles y hubo de estar dos años sin competir por sanción.

Hoy, en su reaparición, se había propuesto acercarse a la marca de Rotterdam, aunque ignoraba cuál podía ser la respuesta de su organismo a un periodo tan largo de inactividad.

El atleta toledano ha invertido en Hamburgo sólo nueve segundos más que en Rotterdam, pese a que el recorrido holandés es notablemente más propicio que el alemán -plagado de altibajos- para hacer grandes marcas, lo cual abona la impresión del propio Julio Rey de que estaba en mejor forma, incluso, que hace dos años.

18.000 personas han participado este año en el maratón de Hamburgo a pesar de que el buen tiempo no ha acompañado a la competición.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.