Blogs / Cultura
Del tirador a la ciudadDel tirador a la ciudad
Coordinado por Anatxu Zabalbeascoa

La sostenibilidad de la tradición

En la isla iraní de Ormuz, el estudio ZAV architects ha actualizado las cúpulas locales construyendo un poblado sostenible y colorista

Vista de de las viviends proyectadas por Zav arquitects.
Vista de de las viviends proyectadas por Zav arquitects.Tahmineh Monzavi

En la Isla de Ormuz, un antiguo puerto estratégico para el Golfo Pérsico ubicado al sur de Irán, el estudio ZAV Architects —compuesto por los arquitectos Mohamadreza Ghodousi, Gatemeh Rezaei, Golnaz Bahrami y Soroush Majidi— levantó una colonia de viviendas coloristas y sostenibles. El encargo, semipúblico con participación de los habitantes del puerto, buscaba mejorar la calidad de vida de esos ciudadanos y crear, a su vez, refugios para invitar a futuros visitantes a permanecer en la isla.

Colonia habitacional en la isla de Hormuz (Irán).
Colonia habitacional en la isla de Hormuz (Irán).Payman Barkhordari

“La arquitectura”, explica Golnaz Bahrami, uno de los socios del estudio ZAV, “propone en nuestro país alternativas políticas para la vida en común. Tiene la capacidad de mediar entre intereses de varios grupos: habitantes e inversores van de la mano en este proyecto que trata de actualizar la tradición constructiva del lugar”. ¿Cómo lo hace?

Refugios ideados por el estudio ZAV.
Refugios ideados por el estudio ZAV.Payman Barkhordari

Las cúpulas de son una estructura habitual en Irán. En pequeña escala, tal y como están construidas aquí, con barro y yeso y con un acabado a base de pigmentos locales y pintura, destacan la individualidad de los usuarios y facilitan la rapidez de la construcción. Los constructores de esta primera colonia han sido artesanos locales reconvertidos en profesores para formar a gente sin empleo que, así, podrá extender la idea de recolonizar la isla con este tipo de vivienda. También los materiales son los del lugar.

Interior de una vivienda para cuatro personas.
Interior de una vivienda para cuatro personas.Tahmineh Monzavi

El color singulariza las viviendas, pero además hace referencia a los exóticos paisajes del lugar. Los propios habitantes de la isla fueron consultados y han participado en la construcción del programa sencillo pero ajustado y arraigado en la tradición constructiva de aprovechar el calor y el fresco de la tierra. Esta primera promoción de viviendas para dos o cuatro habitantes es una prueba que se podrá modificar, ampliar y expandir en promociones futuras.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Versión muy original

Toda la información sobre estrenos, críticas y las películas del verano en el boletín semanal de Cine
APÚNTATE
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS