Música

El disco más vendido en España y su discutida versión de Bob Marley

El puertorriqueño Anuel AA consigue el número uno tanto física como digitalmente con 'Emmanuel', donde castellaniza el clásico del 'reggae' 'No Woman No Cry'

Karol G y Anuel durante una actuación.
Karol G y Anuel durante una actuación.ANUEL AA

El disco más vendido en España, según los datos de Promusicae (el medidor oficial), se llama Emmanuel y está firmado por el puertorriqueño Anuel AA, adscrito a la música urbana latina, sección reguetón. Esta lista es más fiable todavía desde hace unas semanas, ya que suma las ventas físicas, digitales y las escuchas online. Anuel AA es el número uno en todas. ¿Quién es este músico que tanto gusta a los españoles? Emmanuel Gazmey Santiago, nacido hace 27 años en Puerto Rico, estrella de la música latina desde 2015 y con algún problema con la policía. El más sonado, cuando fue detenido en 2016 con varias pistolas. La policía las encontró en su coche a la entrada de una discoteca. Anuel pasó diez meses en prisión. Esto es lo que dijo sobre el asunto en la publicación Billboard: “Tan pronto me arrestaron, sabía que me iban a meter en la cárcel. Yo creo que en realidad a mí me arrestaron por lo que hablo en mis canciones. Por todo lo que yo hablo, lo que he vivido, todo lo que se vive en la calle”.

¿Y de qué habla en sus canciones? Así canta en Narco, de su nuevo disco Emmanuel, el segundo largo de su carrera. “En Puerto Rico soy el dios del trap./ Y en España me dicen: ‘Anuel, tú eres un crack’./ Que ninguno de ustedes tiene los cojones para tener todos mis problemas./ Y si la música fuera un deporte, fuera la NBA y mi cara el emblema./ Yo soy un maleante y ando con maleantes, pero la humildad es de verdad”. Otras canciones hablan de sexo, ligar, dinero, fiesta, sexo, alcohol, joyas, sexo...

La canción estrella de Anuel AA es China, que ya fue la más vendida en España. En este tema le acompaña un all star del reguetón, con J. Balvin, Daddy Yankee, Ozuna (que ha colaborado con Rosalía) o Karol G, cantante colombiana y pareja de Anuel. China contabiliza cifras mareantes, y aquí constatamos que no solo en España su música es devorada: 700 millones de escuchas en Spotify, y 1.400 millones de visualizaciones tiene el vídeo en YouTube.

En Emmanuel se incluyen 22 temas, una hora y 28 minutos de música, una jugada a la contra en una época de solo canciones. Toda una tendencia dentro del reguetón esta de editar discos completos, quizá para hacer frente a los que les acusan de músicos sin recorrido. Este mismo año, dos de los pesos pesados del género, Bad Bunny y J. Balvin, han editado discos largos (Bunny, dos). Ambos participan en Emmanuel, además de Tego Calderón, Karol G, Daddy Yankee, Yandel o Lil Wayne.

También está Enrique Iglesias, con el que interpreta Fútbol y rumba. En la canción empieza cantando esto el madrileño: “Champán y fútbol y rumba./ Ya el reguetón retumba, la fiesta no pare, gastamos la funda./ La vida es una y no hay una segunda”. En el vídeo aparecen los dos artistas en la azotea de un edificio y se suceden imágenes de futbolistas como Messi, Sergio Ramos o Luis Suárez, personas bailando y disfrutando, e incluso gente aplaudiendo desde los balcones, uno de los gestos habituales durante el confinamiento por el coronavirus. El tema es pegajoso, apuntando claramente a canción del verano y reafirmando la intuición de Enrique Iglesias para estar en todas estas tonadillas caniculares.

Emmanuel se abre con una versión de uno de los grandes clásicos del pop de toda la vida, No Woman No Cry, de Bob Marley. El puertorriqueño castellaniza la canción, No llores mujer, y reescribe parte de la letra. En una fase, cantada con autotune (un artilugio para deformar la voz que se utiliza mucho en el reguetón, además de artistas pop como Rihanna o indies, como Bon Iver), dice: “Y cuándo te propuse matrimonio, los envidiosos nos empezaron a juzgar./ Y dijeron que no íbamos a durar./ Y en el helado yo escondí el anillo/ Y casi te lo ibas a comer”.

La canción, en la que participa Travis Barker (batería de Blink-182), está recibiendo tantos elogios como reproches. Se puede comprobar en los comentarios que dejan los usuarios en las plataformas: “Yo soy una mujer y estoy llorando después de escuchar esta canción” o “Bob Marley debe estar revolviéndose en su tumba”. La canción, eso sí, es una rareza en el disco, porque se escapa del ritmo reguetón.


Más información

Lo más visto en...

Top 50