Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MEMORIAS

El trabajo de los zapatos

El cineasta Gonzálo Suárez invita a conocerlo con un texto vivo e informal, una confesión íntima y noticias varias de sí mismo

El trabajo de los zapatos

En este extraordinario libro que es La musa intrusa, Gonzalo Suárez (Oviedo, 1934) nos invita a conocerlo con un texto vivo e informal, una confesión íntima y noticias varias de sí mismo. Recuerdo que en los años sesenta del siglo pasado leía yo los artículos que publicaba en el semanario deportivo Dicen con el seudónimo de Martín Girard, unos textos que llamaban la atención por su singularidad. Pronto aparecieron sus primeros libros, protagonizados por futbolistas y por personajes como Ditirambo y Rocabruno. La importancia que Suárez otorgaba a la forma literaria, su inclinación por la literatura del absurdo (Beckett, Ionesco), su preferencia por lo fantástico y un sentido del humor genial y llameante hicieron de su obra un producto que cautivó a numerosos lectores. Vino luego el cine, con pelícu­las que ahora nadie recuerda pero que en su día fueron muy importantes, Ditirambo y El extraño caso del doctor Fausto, y hoy se mantienen muy bien.

Ahora, con una trayectoria larga a sus espaldas con la ayuda inestimable de “la musa intrusa”, Suárez agarra “la pluma y el tintero” (un anacronismo muy pertinente, visto lo que este libro abarca) y revisa sucesos e imaginaciones todas muy revueltas, un tiempo cuántico que va y viene aleatoriamente y nos trae el recuerdo y la imagen de los pesares y las alegrías de una ya larga vida. Así, evoca a un gran amigo pero un hombre “imposible”, Sam Peckinpah, recuerda la emoción que le produce la risa de Ana María Moix, cuenta con gracia lo que dijo Alexandre Astruc sobre el cine de Godard y la reacción amenazante de unos fervorosos seguidores de este último, y nos explica largamente lo que podría ser un nuevo episodio de Sherlock Holmes, la aventura del vaso parlanchín. Satisfecho ya del trabajo de sus zapatos (un motivo recurrente), que lo llevan adelante con carácter e ironía, puede lanzarse a escribir en unas 75 páginas con incomparable elegancia una historia ya contada y así poder afirmar, como ya propuso en la primera página dando un círculo perfecto, que “el trágico suceso acontecido hace más de cuatro siglos en un castillo de Dinamarca” sigue siendo fundamento y fin de la existencia.

La musa intrusa. Gonzalo Suárez. Random House, 2019. 175 páginas. 17,90 euros.