_
_
_
_
_
Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

La isla

En pocas ocasiones el impresionante paisaje en el que se desarrolla una trama policíaca se ha incorporado con mayor poderío al resultado final del proyecto. Ocurre en 'Hierro'

Hierro (Movistar +) es una de las mejores series españolas de la temporada y lo es por varios motivos: por un guion funcional, un escenario natural extraordinario y unas interpretaciones acordes con el escenario. En pocas ocasiones el impresionante paisaje en el que se desarrolla una trama policíaca, la isla canaria de El Hierro, se ha incorporado con mayor poderío al resultado final del proyecto creado por Pepe Coira y Alfonso Blanco y dirigido por Jorge Coira.

Más información
Candela Peña: “Quería ser una juez con vestido estrecho, teta marcona y barriga”

Y si el paisaje tiene una enorme fuerza, la interpretación de sus protagonistas, Candela Peña y Darío Grandinetti, son también extraordinarias y bien arropadas por un mayoritario elenco de intérpretes canarios. Una trama relativamente tradicional: un asesinato, un sospechoso en la figura de un turbio empresario y una jueza recién llegada a la isla dispuesta a encontrar al asesino sin renunciar a su fuerte carácter ni dejarse llevar por las apariencias de culpabilidad del principal sospechoso.

La historia se va complicando al involucrarse una codiciosa narcotraficante, otro asesinato y los problemas sentimentales habituales en la vida y en las ficciones. Pero lo que confiere una calidad especial a Hierro es la isla y sus intérpretes, una isla magistralmente mostrada, con una sabia utilización de una fiesta, La bajada, que se produce cada cuatro años y que se convierte en una protagonista mas.

La serie comenzó su andadura en 2015 cuando Atresmedia aceptó el proyecto que luego abandonaría. Estuvo un par de años paralizado hasta que Movistar decidió asumir la propuesta producida por Portocabo, ARTE France y Atlantique Productions y que desde el pasado 7 de junio ha iniciado la programación de sus ocho capítulos. Una excelente decisión y un regalo para la audiencia.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_