Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘House of Cards’ se despide con Robin Wright al mando

La serie encara su última temporada, de ocho capítulos, sin Kevin Spacey

Robin Wright, en la sexta temporada de 'House of Cards'.

Hay hombres que nunca mueren. Es el caso de Francis Underwood, el personaje que llegó a presidente demócrata de Estados Unidos en la serie House of Cards y que ha terminado muriendo fuera de cámara cuando el actor que le encarnaba, Kevin Spacey, fue despedido tras las acusaciones en su contra por casos de abuso sexual. Pero la sombra de Underwood y de Spacey sigue presente en esta sexta y última temporada de la serie. “Lo sé. Todos lo notamos. Pero la transición no pudo ser más civilizada. Nos atamos las botas y echamos a andar porque teníamos mucho terreno que cubrir con ocho episodios por delante en lugar de 13”, comenta a EL PAÍS Robin Wright, quien interpreta a su esposa —y ahora viuda— Claire, la nueva presidenta. Movistar Series emite mañana sábado en maratón toda esta última temporada —a partir de las 15.30; también disponible bajo demanda—.

Wright lidera la ficción en más de un sentido, pues todo el mundo ha reconocido que, de no haber sido por ella, no hubiese habido sexta temporada y el final sería el remate de la quinta entrega con ella sentada en el Despacho Oval. “Nos tomó un tiempo hacernos a la idea. Tuvimos que adaptarnos”, recuerda sobre los primeros momentos tras el despido de Spacey, quien también era uno de los productores ejecutivos.

‘House of Cards’ se despide con Robin Wright al mando

“Son muchas las cosas que entraron en consideración, entre ellas el legado de la serie, lo que queríamos contar cuando comenzamos hace seis años. Se lo debíamos a nuestros espectadores y a nuestro equipo. Somos una familia, y son muchos los que tienen a sus hijos inscritos en las escuelas de Baltimore, donde rodamos”, resaltaWright disfruta ahora de uno de sus mejores momentos, tanto en lo profesional como en lo personal, pero reconoce que tiene mucho que agradecer a esta producción. “Lo que más echaré de menos de Claire es su vestuario, y lo que menos, las 16 horas de trabajo diarias y los tacones. Es lo más duro; estar siempre tan derecha”, se ríe. Lo comenta con frivolidad porque House of Cards, especialmente esta última temporada, ha significado para ella mucho más que un dolor de pies. Tras la marcha de Spacey, la actriz se involucró mucho más en la redacciones de los guiones, sus escenas se multiplicaron y alargaron, y logró una mayor paridad tanto en la trama como en el set de grabación.

Como guinda, dirigió el primer episodio de esta última tanda. “Eso fue un placer. Hizo los días más largos, pero qué mejor forma de despedirme que dirigiendo en la última temporada. Un regalo”, destaca la actriz, quien está preparando su primer largometraje como realizadora.

‘House of Cards’ se despide con Robin Wright al mando

Aunque la figura de Francis Underwood se deja sentir en los nuevos capítulos, se han registrado muchos cambios después de su marcha. En la reescritura de los guiones, Wright insistió en la idea de formar un Gabinete en el que todos los puestos fuesen ocupados por mujeres. Fue una decisión deliberada en pleno auge del movimiento Me Too. “Lo mismo que la aprobación de una ley centrada en la mujer. Cuando los guionistas propusieron la idea, me pareció muy interesante, ver cómo cambia la comunicación cuando son 25 mujeres las que se reúnen en una habitación”, detalla.

¿Se imagina algo así en la verdadera Casa Blanca? “¿Que si me lo imagino? Claro que sí, si las elecciones no hubieran sido amañadas. Sé que eso es solo una especulación, pero lo que estamos viviendo es devastador”, responde.

Parecidos con la realidad

‘House of Cards’ se despide con Robin Wright al mando

Las dos principales incorporaciones al reparto de House of Cards para esta temporada final son Greg Kinnear y Diane Lane, que interpretan a los hermanos Annette y Bill Shepherd, dos empresarios con poderosos hilos en la Casa Blanca. “Creo que son una velada referencia a los hermanos Koch”, apunta el primero. David y Charles Koch son dos multimillonarios propietarios del conglomerado de empresas que lleva su apellido y que suelen figurar en las listas de los más ricos del mundo. Son conocidos por sus cuantiosas donaciones a los republicanos. “Lo formidable de su presencia es su invisibilidad, el otro poder, ese que nadie ha votado, pero manda”, añade el intérprete. “Nosotros aportamos un nuevo nivel de tensión”, tercia Lane.

Estrenos de la semana Consulta el calendario completo
12lunes
13martes
14miércoles
15jueves
16viernes
17sábado
18domingo
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información