Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El arte útil

El Musac presenta los últimos trabajos de Núria Güell, que indagan en el uso y abuso de poder machista

Fotograma del vídeo 'De putas. Un ensayo sobre la masculinidad' (2018). Ampliar foto
Fotograma del vídeo 'De putas. Un ensayo sobre la masculinidad' (2018).

El impulso natural de un artista es tratar de comprender las cosas que lo rodean y compartir con los demás las preguntas que se hace y las respuestas que encuentra. Sería algo parecido a hacer un arte útil con el que implementar algo que, creado desde la práctica artística, brinde a la gente un resultado claramente beneficioso. Parece fácil, pero no lo es. Conlleva comportarse como si existieran las condiciones para que ocurran las cosas que uno quiere que ocurran y como si todos estuvieran de acuerdo sobre lo que proponemos, aunque eso todavía no sea así. Es algo así como ir practicando el futuro pero en presente. Suena a utopía, y lo es, aunque hay artistas que persiguen ese arte eficaz para que intervenga cada vez más en la vida de la gente.

Una de las más incisivas es Núria Güell (Vidreres, Girona, 1981). Su trabajo es agudo e irónico, inteligente. Tiene que ver con lo común, más allá de si el resultado es arte o no lo es. He ahí su virtud. Lleva años analizando distintas instituciones para hablar de las paradojas que encierran y para dar visibilidad a los problemas que surgen del uso institucional del poder. No se salva nadie: la banca, la cárcel, la policía, las leyes migratorias, la Iglesia, la escuela, el patriarcado… También el museo, con cuya maquinaria trabaja a conciencia, con su capital económico pero también simbólico.

Lo vemos ahora en el Musac, que reúne algunos de sus trabajos más conocidos de la mano de la comisaria Araceli Corbo, incluyendo una obra realizada para esta exposición, De putas. Un ensayo sobre la masculinidad (2018). De nuevo la artista actúa como una hacker buscando fallos del sistema a fin de repararlos desde dentro: contrató sus servicios para que le contaran qué idea tenían de conceptos como violencia, poder o puta. El resultado: prostitutas pasando consulta al putero y cuestionando su masculinidad. En esa idea pone el foco esta obra, recogida en un vídeo, y el título no menos agudo de la exposición, Patria y Patriarcado, ambas en mayúsculas. La búsqueda del plan B para denunciar la otra cara de las cosas. Hegemonía, empieza a temblar.

Patria y Patriarcado. Núria Güell. Musac. León. Hasta el 12 de octubre.