Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Tendencias BLOGS Coordinado por JORGE MORLA Y ÁNGEL SUCASAS

La madurez del superhéroe

'Marvel's Spider-man' lucha por plasmar las dos caras del héroe: la mundanidad de Peter Parker y el heroísmo de Spider-Man

No es fácil ser un eterno adolescente. Sobre todo cuando uno cuenta ya con medio siglo a las espaldas desde su nacimiento. Y entremedias, innumerables publicaciones, películas y videojuegos. Spider-Man, creado por Stan Lee y Steve Ditko trata de alejarse en su nueva aventura en el mundo del videojuego, Marvel's Spider-Man (Insomniac Games, exclusivo para la consola Playstation 4), de la imagen adolescente e inocente que la factoría Disney ha elegido para el universo cinematográfico.

Bryan Intihar, director creativo de Insomniac, nos confiesa que su película favorita sobre el superhéroe es Spider-Man 2 (2004) de Sam Raimi, pero su encarnación predilecta es la del reciente Tom Holland. En el filo de esta moneda se desliza lo que hemos jugado de Marvel's Spider-Man. Tras ocho años de intentar conciliar su faceta de superhéroe con sus estudios, su vida sentimental, y ahora en esta nueva historia su trabajo como científico, Peter Parker, la verdadera identidad del trepamuros, llega a un punto en que la vida adolescente queda atrás y la adulta empieza a comer terreno. Pero la lucha contra el crimen no parece entender de responsabilidades mundanas.

“El humor”, apunta Intihar, “ese ha sido uno de los grandes retos. Introducir humor en cualquier medio siempre es difícil, y el personaje de Spider-Man está lleno de humor. Creo que lo hemos conseguido.” La narrativa en esta nueva aventura se mueve entre la acción del cómic y el dinamismo de las películas; busca reclamar su propio hueco, pero no se olvida de la tradición. Del icono.

Al tomar el mando, el superhéroe en mallas rojas y azules, se encuentra en lo alto de un edificio. Un ligero toque, y cae. Abajo, con un detalle gráfico que pondría a prueba al ojo más experto en tratar de diferenciarse con una grabación real de una calle de Nueva York, la acera se acerca a la velocidad del rayo. Un toque el botón adecuado, y Spider-Man lanza una telaraña que enseguida nos lanza hacia una ruta de esquivar edificios, trepar por paredes y realizar piruetas en el aire que se desarrolla con pasmosa fluidez. “Creo que el videojuego es un gran medio para contar historias de superhéroes, porque los fans siempre hemos querido ser esos personajes, y esto es lo más parecido a ello. Es maravilloso poder saltar y balancearse por los rascacielos.”

El gran reto de los superhéroes, y esto queda claro en las horas que podemos disfrutar de esta partida, es que se los tome en serio. La narrativa es la llave, pero el jugador es la puerta. En un mundo donde ya existen las aproximaciones realistas y humanas al género, tales como las cintas sobre el personaje del Caballero Oscuro de Christopher Nolan, o los videojuegos de Rocksteady también de Batman, Disney deja caer sobre los hombros de Insomniac Games la tarea de darle un barniz de madurez a un personaje marcado por el aire adolescente. “Hemos huido de los orígenes de Spider-Man”, confiesa Intihar, una elección que deja de manifiesto la amenaza a que enfrentará el jugador: los Seis Siniestros, cuya primera aparición data de 1964, una alianza de villanos que busca eliminar definitivamente a nuestro amigo y vecino, el hombre araña.

Información útil

La madurez del superhéroe

Título: Spider-Man

Compañía: Insomniac Games

Director: Bryan Intihar

Plataformas: PlayStation 4

Fecha de lanzamiento prevista en España: 07/09/2018

Género: Sandbox

Precio: 64,95 €

Lo que nos lleva al combate, una de las piedras angulares de la producción. Quizás en este aspecto, el juego se muestra algo más conservador. Es imposible no compararlo con la saga de Batman Arkham de Rocksteady, aunque la velocidad y flexibilidad propias del héroe creado por Stan Lee y Steve Ditko se traducen en un vértigo pasmoso a la hora de empuñar el mando. El reto a nivel de diseño, como señalan desde el estudio, era hacer accesible el control para cualquiera. En el combate se emplean apenas tres botones, cuyas combinaciones resultan en escenas de acción que parecen coreografiadas hasta el último detalle, introduciendo la posibilidad de mejorar nuestra equipación y movimientos a base de puntos de experiencia, y de interaccionar con algunos objetos del escenario y emplearlos como arma arrojadiza.

La insistencia en la narrativa se resume en una sola imagen: la de la cara del protagonista partida en dos mitades; por un lado Peter Paker, por el otro su alter ego. “Esta es la imagen más importante para mí” señala el director creativo de Insomniac Games. “Las historias más interesantes en Spider-Man son las que hacen que ambos mundos, el de Peter Parker y el del superhéroe, choquen.” Por eso durante la prueba se nos brinda la oportunidad de controlar a un Peter desprovisto de su traje, resolviendo algunos puzles e interaccionando con el laboratorio que se ha convertido en su lugar de trabajo. Del mismo modo, nos reencontramos con Mary Jane, el gran amor del trepamuros reconvertido en periodista, pero cuya relación se encuentra al inicio del juego en una interesante pausa que pondrá de manifiesto el lado más humano de la historia.

Nos ha faltado profundizar en los villanos, pues las primeras horas del título, a las que hemos podido acceder, pasaban de puntillas por las motivaciones de los enemigos más allá de la pura maldad comiquera de control, poder y dinero. A expensas de qué nos encontraremos con el resultado final, la gran lucha contra Kingpin que sirve de hilo conductor en el inicio de la aventura, se nos ha quedado un poco floja, pasando por encima de cualquier psicología del personaje que no implique un “me toca ser el malo y hacer cosas de malo”. Tras esta victoria, el escenario se abre ante Spider-Man con un mapa que recrea la ciudad de Nueva York con obsesiva fidelidad, aunque sin olvidarse del colorido y magnificencia propia de los tebeos.

De las horas que hemos podido jugar a Marvel's Spider-Man, y que sirven como aperitivo para el lanzamiento oficial el próximo 7 de Septiembre, podríamos resumir la experiencia en pura velocidad. De aquellos barros (Sunset overdrive) estos lodos (Marvel's Spider-Man), una actualización de una de las historias más conocidas del mundo de los superhéroes, que busca su hueco entre luchas galácticas, armaduras voladoras y un atiborrado mercado de merchandising, apelando a la honestidad de una aventura de acción bien ejecutada. Porque al final parece que sus creadores tienen claro que esto se trata de maravillar al jugador.