Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tel Aviv se rinde a los pies de Netta, la ganadora de Eurovisión

“No dejéis que nadie os rechace", proclamó la cantante desde el escenario

Miles de israelíes han acudido en la tarde del lunes a la Plaza de Rabin de Tel Aviv para rendir homenaje a Netta Barzilai, la polifacética cantante que con su particular cacareo en la canción Toy se alzó el pasado fin de semana con el título de ganadora de Eurovisión. Ante un público entregado y arropada por todo el equipo que la llevó en volandas a la cima eurovisiva, le entregaron una pancarta en la que podía leerse “Tel Aviv ama a Netta”.

La cantante no defraudó a su público y acto seguido interpretó el tema que la popularizó en Europa. Eso sí, esta vez, vestida de fiesta y sin lucir los peculiares estilismos que paseó por la alfombra azul en Lisboa. “Estoy muy contenta de que hayamos logrado crear un motivo de alegría en un país que no tiene muchas oportunidades de celebración”, dijo la cantante nada más aterrizar de madrugada en Israel. “Estamos todos afónicos porque lo celebramos toda la noche. No dormimos”, reconoció.

La ciudad se volcó con su nueva diva a la que recibieron otros artistas hebreos que también ganaron el festival de Eurovisión como Dana Internacional, que en 1998 conquistó a la audiencia eurovisiva con su Diva, o Gali Atari, que se alzó con el título en 1979 cantando en hebreo una melódica ¡Aleluya! Algunos de los asistentes a la fiesta, por la noche en Tel Aviv, lucían camisetas negras con el lema “Stupid Boy” (chico idiota) al que hace referencia el estribillo de la canción israelí premiada en la última edición del festival.

Netta se subió a lo más alto del escenario y con su inseparable looper -un aparato con el que graba su voz y la reproduce al instante añadiéndole efectos- llenó de música electrónica la abarrotada plaza mientras, en la fachada del ayuntamiento se proyectaban imágenes de su triunfo y los luminosos de la ciudad enviaban mensajes de felicitación a la ganadora. “No dejéis que nadie os rechace", gritó desde el escenario al público.

Un mensaje en la línea de Toy, inspirada en el movimiento feminista #MeToo, que según la cantante es extensivo a todos aquellos que, como ella sufrieron en algún momento acoso, o no se valoran lo suficiente, simplemente porque son diferentes. “Creer en las cosas las hace realidad, escribimos nuestra historia”, dijo la cantante eufórica.

Israel tampoco ha escatimado a la hora de hacer públicos los agradecimientos hacia quienes hicieron posible este sueño, entre ellos, el público español. Un autobús de línea serigrafiado con la frase “Doce puntos, Netta!” sobre la bandera de España, recorría este lunes las calles de Jerusalén como un guiño al voto popular que le otorgó la máxima puntuación en nuestro país.

El autobús con el mensaje de agradecimiento a los votos de España a Netta.
El autobús con el mensaje de agradecimiento a los votos de España a Netta.

Un hecho que no parece tan espontáneo, a la luz de varias informaciones publicadas en las que Sophie Melnik Amitay, la directora de marketing para Europa, Oriente Medio, África y Asia Pacífico de la compañía Outbrain -fundada en el año 2006 en Israel pero con sede central en Nueva York- reconoce que, semanas antes del concurso de Eurovisión, pusieron en marcha, una campaña de difusión de la canción israelí en cinco países de la Unión Europea: España, Francia, Italia, Reino Unido y Alemania.

Varios millones de europeos fueron expuestos a través de las redes sociales a anuncios publicitarios que invitaban a escuchar el tema de Netta Barzilai. El 50% del público objetivo de la campaña pinchó en el enlace y lo vio al menos durante 45 segundos, mientras que el 33% se mantuvo enganchado cerca de minuto y medio, según los datos facilitados a la agencia de noticias AP.

Todo un experimento a través de las redes sociales que parece haber funcionado en España y en Francia donde el voto popular otorgó la máxima puntuación (12 puntos) a la canción israelí durante los minutos finales de la gala del pasado sábado.

Más información